27    Jun 201113 Comentarios

Antonio Alfaro de Prado, usuario de MyHeritage y Vicepresidente de HISPAGEN

"A medida que vamos conociendo a diversos ascendientes podemos encontrar que unos y otros fueron en su época unas veces amigos y otras enemigos, cómo las fortunas, la posición social e incluso las creencias y valores sufrieron enormes vaivenes".

Tuvimos el placer y el honor de entrevistar a Antonio quien con mucha humildad y buena voluntad compartió algunas historias, anécdotas y consejos con nosotros. Como siempre, esperamos que esta entrevista sea una motivación extra para comenzar o seguir con la búsqueda de sus raíces.

Nací en Sevilla hace 41 años, aunque mis orígenes familiares son principalmente extremeños y catalanes (para un genealogista resulta difícil resumir sus orígenes geográfico). Realicé estudios de grado y postgrado en Administración de Empresas, siendo éste mi campo profesional. Estoy casado y tengo tres hijos. Respecto a la genealogía, comencé a interesarme hace algo más de veinte años, habiendo realizado investigaciones familiares y sobre aspectos generales de la disciplina. También he intentado aportar al desarrollo de la genealogía española a través de iniciativas como las que lleva a cabo la Asociación de Genealogía Hispana HISPAGEN.

Realmente puedo considerarme un privilegiado ya que aunque inicialmente había tenido una vaga curiosidad por mis orígenes familiares tuve la fortuna de “encontrar” (literalmente) un fondo documental familiar que me permitió formar un gran árbol genealógico a través de testamentos, fundaciones y otros testimonios conservados por las generaciones de sucesores. Incluso dispuse de preciosos árboles genealógicos realizados en tinta hace un siglo por un antepasado que, más allá de las implicaciones económicas de la documentación, quiso esclarecer sus diversas ascendencias. Fue realmente el hallazgo que todo genealogista novel sueña algún día encontrar.

Puede parecer que con estos documentos podría haber dado por satisfecha mi curiosidad genealógica, pero lo cierto es que, al contrario, resultó ser el estímulo decisivo para continuar completando tantas ascendencias que se habían asomado en la documentación pero que habían quedado incompletas. Con el paso del tiempo he venido observando este mismo fenómeno, quien comienza investigando una sola rama acaba ampliando su curiosidad a otras, a colaterales o incluso a estudiar familias contemporáneas en un proceso que no llega a darse por concluido jamás.

Mi primera página web la dediqué al apellido Alfaro http://alfaro.genealogica.net/ y data de 1997, pretende ser el lugar común para todas las personas que compartimos este apellido donde se recoja la historia pero también nuestro presente. Como complemento imprescindible existe una lista de correo asociada http://es.groups.yahoo.com/group/Los_Alfaro/ que mantiene en contacto a más de 300 Alfaros.

Acerca de mi apellido materno también inicié una pequeña página http://sagrera.genealogica.net/ y especialmente una lista de correo http://groups.yahoo.com/group/Sagrera/.

Posteriormente creé la página de Extremadura GenWeb http://extremadura.genealogica.net/ un portal de ayuda para los investigadores en esta región histórica. También está ligado a un grupo de correo, GenExtremadura http://es.groups.yahoo.com/group/genextremadura/

He querido también compartir mi genealogía personal a través del portal “Antepasados de Antonio Alfaro de Prado”, http://personal.genealogica.net/ que recoge a casi 5.000 antepasados directos. Es un punto de contacto donde otros investigadores pueden encontrar las raíces comunes.

Y por último (de momento) mantengo el Directorio de Genealogía Hispana http://www.genealogiahispana.com/ que considero puede ser el más completo en su ámbito, con más de 800 enlaces activos y específicos relacionados con la genealogía o ciencias afines.

La genealogía sigue siendo aún una disciplina y una afición minoritarias en España. Desde el punto de vista académico los estudios de Historia continúan sin valorar adecuadamente el interés y la necesidad que tienen los historiadores de contar con una formación genealógica básica. Esta carencia se aprecia en más casos de los deseados en los estudios históricos que abordan generalmente las cuestiones genealógicas con una enorme falta de rigor.

En cuanto a la genealogía como “hobby” creo que sigue siendo considerada una actividad propia de pretenciosos o de personas que viven en otra época, sin que exista una apreciación social por la historia familiar como existe en otros países europeos.

Una de las mayores sorpresas que he tenido a lo largo de estos años fue cuando recibí la llamada telefónica de un pariente desconocido, pero no muy lejano, D. Jorge Sagrera Roca, quien había visto mis páginas en internet y quería aportarme el árbol familiar común que se remontaba documentalmente ¡hasta el siglo XIV! Curiosamente durante un año habíamos vivido en la misma manzana de casas en Barcelona sin conocernos y tuvo que ser años después gracias a internet cuando me localizó y pudimos mantener un agradabilísimo encuentro.

La genealogía, en contra de lo que pueda parecer, propicia establecer contactos con numerosas personas, creando incluso en algunos casos fuertes lazos de amistad.

Lo más enriquecedor de haber investigado mis raíces familiares creo que ha sido el poder comprobar la gran diversidad de orígenes que me han precedido, no sólo dentro de España sino de los países más insospechados, desde América a una parte de Europa; Italia pasando por Francia, Alemania, etc. y cuya huella se había perdido en la memoria de mi familia. Creo que esto lleva inevitablemente a apreciar las raíces familiares cercanas pero sin adoptar una visión excluyente. Deberíamos ser conscientes de que las familias “de pura cepa” no existen, afortunadamente.

A quienes se inician en la genealogía suelo hacerles dos indicaciones, una negativa y otra positiva. La negativa es que deben olvidarse de los tratados genealógicos antiguos que sin base alguna cuentan historias fabulosas sobre el origen de los apellidos, los personajes ilustres y las glorias del linaje, la realidad es mucho más compleja y sólo una investigación honesta podrá irnos indicando cual fue la procedencia de cada familia.

La positiva es que hoy en día resulta muchísimo más fácil iniciar la investigación. Antes de internet investigar suponía un esfuerzo mayúsculo tanto por las distancias físicas como por la barrera psicológica que supone a quien comienza acudir a los archivos y requerir la ayuda de personas que muchas veces tienen recelos acerca de la genealogía y los genealogistas. Con internet no sólo estas fuentes documentales están pasando a ser tremendamente accesibles, también es factible contar con la ayuda y experiencia de otras personas y además contar con medios impensables hace no muchos años.

El programa Family Tree Builder me parece que ha supuesto un enorme salto cualitativo en el campo del software genealógico. He apreciado especialmente el tratamiento gráfico de los árboles, que era la gran asignatura pendiente en este tipo de aplicaciones. La facilidad para publicar datos en internet también me ha llamado la atención.

Creo que la nueva era de internet está ayudando muchísimo a convertir la genealogía en la disciplina rigurosa que siempre debió ser y pocas veces lo fue. En muchos países del mundo se considera un área más de la Historia y son muchos tanto los investigadores con formación académica como los meros aficionados que llegan a crear fuertes redes de asociaciones y colaboración.

En el ámbito hispano hay aún mucho camino por andar, aunque se viene observando un crecimiento tanto en el número de personas que participan en los foros como en la cantidad y calidad de los trabajos de investigación. No obstante debemos reconocer nuestro carácter latino individualista que tantas veces impide que prosperen las iniciativas grupales. Nos sigue faltando aún una extensa y profunda red asociativa que permita dar más presencia y entidad científica a la genealogía.

Muchas gracias Antonio por esta interesante entrevista. Sin duda será de gran ayuda para muchas personas que comienzan en este mundo de la investigación familiar.

Comentarios (13) Trackbacks (0)
  1. D. Antonio.
    Gracias por sus opiniones, y su bienhacer
  2. Hola Antonio,

    Quiero darte las gracias por tu importantísima aportación a la Genealogía y tu constante ayuda a los que acudimos a ti en busca de apoyo.

    Te admiro como persona y como genealogista.

    Recibe un cordial saludo.

    Emilio Alba Cordero
  3. Saludetes enhorabuenosos y agradecidos desde Coruña
  4. Hola Antonio,
    enhorabuena, y gracias por estimular a los que "lo tenemos difícil".
    saludos desde Lleida,
  5. Estimado Antonio,

    Muy buena entrevista y alentadora a los que estamos en la busqueda de nuestsras raices.

    Me viene a la mente el nombre de Oscar Alfaro (+ siglo XX); poeta del valle de Tarija-Bolivia, que posiblmente tenga alguna relacion con usted en este otro lado del mundo.

    Reciba cordilaes saludos desde La Paz, Bolivia
  6. Claro y didáctico, como en todos sus escritos. Un incesante investigador.
    Felicitaciones por la interesante nota.
    Un abrazo, Analía
  7. Saludos Antonio, y muy agradecido siempre por tu magisterio y tu disponibilidad. A tu disposición en BCN.
  8. Estimado Antonio, cuando comencé en esto de la genealogía allá por el 2001 recurrí a tí despistado y tus consejos fueron (y siguen siendo) definitivos en esta pasión.
  9. Muchas gracias, Antonio, por esta gran entrevista, que me es particularmente importante en lo personal también, al ser, para no irnos por las ramas, y como muestran las genealógicas, tío tuyo.

    Martín Sagrera Capdevila.
  10. Hola antonio, me llamó javier y vivo en bruselas he leído está entrevista, y me parece estupenda. me alegro que haya gente en españa que les gusten la genealogía. yo pensaba que en españa no estaba tan de moda como por aquí en el norte de europa, donde hacen hasta fascículo semanales para que ka gente hagan su árbol genealógico. Todavía no vi sus paginas para ver si tenemos algún antepasado en común, pq mis antepasado también son de extremadura. gracias por dedicarse a está ardua labor pero al mismo tiempo prediosa. hasta muy pronto
  11. Buenas noches antonio podría conseguir la dirección de la página de la diócesis de lUGO con todas las parroquias , tengo la de Ávila , si pudiera conseguir la d e lugo te estaría infinitamente agradecido
  12. Buenas, Mi nombre es Luciano Alfaro. El mismo nombre de mi abuelo que vivio en Cuba. Estoy enterzado en saber mas de mi nombre. Tengo un problema que es que no tengo el poder para hir a Cuba para encontrar mas y yo vivo en los EEUU. Hay alguna Forma que me puedas hayudar?
  13. Para los que empezamos, con la misma ilusión como dudas, anima mucho el ejemplo de éste señor.
    Un saludo

Deje un comentario

Enviar

Por favor deje un comentario
Por favor ingrese su nombre
Por favor ingrese su correo electrónico

Aún sin trackbacks.

Acerca de nosotros  |  Contáctenos  |  Privacidad  |  Compártelo con un amigo  |  Soporte  |  Mapa del sitio
Copyright © 2014 MyHeritage Ltd., Todos los derechos reservados