4    Nov 20135 Comentarios

IV Jornadas de Genealogía de Arona

El pasado mes de Octubre 2013, tuve el placer de visitar la Isla de Tenerife, invitado por el Patronato Municipal de Cultura del Ayuntamiento de Arona, organizador de las IV Jornadas de Genealogía en Arona 2013, donde presenté dos ponencias y asistí a otras de gran valor, que despertaron en mi mente recuerdos de la historia de mi país natal, Venezuela.

Daniel Horowitz y José Antonio González Marrero. Fuente foto: Fernando D Rossi Delgado

Siempre nos enseñaron en historia, el grito a muerte pre-independentista de Simón Bolívar “Españoles y Canarios contad con la muerte…” pero fue solo hasta ahora que realmente comprendí el significado de la unión entre las Islas Canarias y Venezuela. No hubo una sola ponencia donde no se mencionara la conexión entre ambos pueblos y las migraciones constantes entre las islas y Latinoamérica.

Pero más increíble para mí fue escuchar y presenciar el vasto legado de documentos y registros que existe en canarias: El archivo diocesano, el registro canario, el archivo peninsular, el ayuntamiento, los archivos de la iglesia y muchos más que cuentan con increíbles fuentes de información que pueden llegar incluso hasta 1500 con increíble facilidad.

Es así como las familias canarias se enorgullecen, y con razón, de tener árboles genealógicos de más de 17 generaciones. El uso de los dobles apellidos (paterno y materno) les permite seguir el rastro no sólo a ancestros directos sino a primos y sobrinos, basados en documentos poco convencionales como los testamentos, donde no sólo se obtienen datos del testante, los testigos y el escriba, sino además de los herederos (o no herederos), las propiedades, las últimas voluntades del testante y las anécdotas más picantes de la época; como lo explicó increíblemente Nelson Díaz Frías al presentar su libro “Testamentos Aroneros (Siglo XIX), Tomo III”  tercer volumen de una colección que cubre los testamentos de los siglos  XVII, XVIII y XIX.

La historia de familias enteras fue registrada también en un recurso ya casi olvidado como las cartas familiares. Pablo Rivero vino desde el Uruguay para contarnos increíbles historias de familias separadas por el mar, pero nunca desligadas, que se mantienen en contacto a través de epístolas que van y vienen con los barcos comerciales y nuevos inmigrantes.

Y todo esto solo me hace sentir una profunda envidia por la riqueza y variedad de fuentes que disponen, y al mismo tiempo una gran alegría al saber que nace una asociación de genealogía que se da cuenta del potencial que puede alcanzar al investigar y divulgar toda esta información.

La Sociedad de Estudios Genealógicos y Heráldicos de Canarias está iniciando los trabajando con archivos y repositorios de información para digitalizar, indexar y publicar listas de personas, eventos y otras informaciones. El tema de archivos cerrados y documentos “secuestrados” no tardó en aparecer con la promesa y esperanza que los lasos entre la asociación y las organizaciones se estrechen hasta poder trabajar ampliamente en la difusión de estos recursos.

Y por supuesto mis mejores deseos y augurios a ese grupo de personas lideradas por José Antonio González Marrero y María Mercedes Chinea Oliva quienes ya trabajan incansables para las próximas Jornadas, que como se rumorea en los pasillos, intentará cambiar su título a “Conferencia Internacional”. Españoles y Canarios, contad siempre con nuestro apoyo para todos sus proyectos genealógicos.

Comentarios (5) Trackbacks (0)
  1. Para nosotros ha sido un orgullo tener a personas como Daniel Horowitz y Pablo Rivero en nuestra casa. Los progresos que puede hacer la genealogía requieren del esfuerzo de todos, siempre mano a mano y con la disposición por delante. En esa vía estamos y con personas como las que trabajan en MyHeritage estamos seguros de que en breve saldrán a la luz índices de nacimientos, matrimonios y testamentos que abarcan los últimos cinco siglos de la historia de Canarias, punto fundamental en la relación con América. Muchísimas gracias.
  2. Felicidades Daniel que continuen los exitos, saludos a Deby y a los chicos de parte de tu amiga Maria Ester Vispo, besosss
  3. Ha sido muy grato leer estas experiencias ya que todo lo de Canarias me interesa muchísimo.
    Mi octavo abuelo, Don Ángelo González de Vargas, natural de La Gran Canaria, hijo de Domingo González y Cathalina Francisca de Vargas, naturales de Tenerife, se casó en Chile en el año 1695. Esa es la información que poseo, obtenida en un Registro Parroquial y de ahí en adelante hasta mis días...
    Al leer sobre estas Jornadas y los fondos documentales que existen siento la esperanza renovada de poder encontrar las raices canarias algún día...Felicitaciones por todo lo que han hecho y hacen y mucho éxito en ello!
    ¡Un abrazo fraterno desde Chile!
  4. Gracias a tod@s por estar siempre "ahí", leyendo, comentando y al tanto de nuestras novedades!
    Un cordial saludo!
  5. Mi primera esposa era canaria. Ella me enseñó a amar a su gente. Los canarios se distinguen por su origen guanche, mestizaje que los hace muy parecidos a los latinoamericanos.

Deje un comentario

Enviar

Por favor deje un comentario
Por favor ingrese su nombre
Por favor ingrese su correo electrónico

Aún sin trackbacks.

Acerca de nosotros  |  Contáctenos  |  Privacidad  |  Compártelo con un amigo  |  Soporte  |  Mapa del sitio
Copyright © 2014 MyHeritage Ltd., Todos los derechos reservados