Antepasados y reflexiones

Comentarios0

Un amigo publicó esta bonita reflexión sobre sus antepasados en su muro de Facebook y nos pareció muy apropiado. Cualquier momento en el que sintamos la necesidad de volver nuestra mirada a quienes nos han precedido, a inundar nuestro corazón con sus recuerdos o con la ausencia de los mismos… nos enriquece, nos ennoblece… nos hace, en definitiva, más humanos. Gracias, Fran.

Francisco Alberto Serrano Acosta

No he conocido a mis bisabuelos, no sé prácticamente nada de ellos. Esas personas que fueron, sintieron, vivieron y sin las cuales yo no estaría aquí y ahora escribiendo esto, esas personas que tuvieron sus vidas, con sus triunfos y sinsabores, con sus amores y odios, con sus anhelos y decepciones. Sangre de mi sangre que no significa nada para mí porque lo que no percibo a mi alrededor no existe.

Fueron personas con sus preocupaciones, sus ansiedades, sus momentos buenos y malos. Con una vida que vivieron como buenamente pudieron con las cartas que les tocaron. Vidas igual de importantes o igual de insignificantes que la que trato de vivir yo. Vidas que lo son todo y nada dependiendo del punto de vista desde el que se miren.

Un día, en el futuro, quizás un descendiente mío esté también en un bar vacío preguntándose lo mismo y tratando de imaginar lo que su antepasado disfrutó o sufrió como una forma de reflexionar sobre su propia vida. Y sólo seré eso, un vago recuerdo de alguien que fue y existió, pero poco más.

Nada importa, todo importa.

Etiquetas: ,

Deje un comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada