A través de MyHeritage, Una Bisabuela se Reunió con Tíos que no sabía que Existían

Comentarios

Shona Wise nació en Edimburgo, Escocia, e inmigró a Perth, Australia, con su familia cuando era una niña. Siempre le había intrigado la historia de su familia: sabía que su madre había nacido fuera del matrimonio en Escocia en 1937, pero ni ella ni su madre conocían la identidad del padre biológico de su madre.

Shona's mother

Madre de Shona

Actualmente madre de 4, abuela de 12 y bisabuela de 2, era importante para Shona que sus hijos y los de ellos supieran de su herencia, así que pidió algunos certificados de nacimiento. Cuando llegó el certificado de nacimiento de su madre, se llevó una sorpresa: el padre biológico de su madre aparecía en él, con su nombre completo.

Armada con esta información, Shona comenzó a investigar (con la ayuda de su cuñada). Su abuelo biológico tenía un inusual segundo nombre, lo que hizo que fuera un poco más fácil de encontrar. Después de investigar un poco, Shona encontró un árbol genealógico en MyHeritage en el que figuraba ese nombre exacto, y el usuario que construyó el árbol vivía en Escocia.

Con algunas dudas, Shona decidió enviar un mensaje al usuario explicándole lo que había descubierto. Mencionó en el mensaje que si él no quería responder, ella lo entendería.

Pero unos días después, le respondió. Resultó que este hombre era el hijo de la persona que Shona creía que era su abuelo biológico. Alrededor de una semana después, compartió una fotografía de su padre. Shona se quedó sin palabras. «¡Las similitudes con uno de mis hijos eran asombrosas!» exclama.

Después de unos 9 meses de escribir de un lado a otro, Shona y su nuevo contacto decidieron hacer una prueba de ADN para confirmar su relación de una vez por todas.

Cada uno de ellos recibió sus kits de prueba, se frotaron las mejillas y enviaron sus pruebas al laboratorio.

«La espera fue insoportable», recuerda Shona. «Mis resultados llegaron primero sin coincidencias, y luego unos días después recibí un correo electrónico… Estaba tan nervioso que me tomó 2 días abrirlo».

Cuando finalmente lo abrió, los resultados fueron exactamente los esperados: el usuario con el que había contactado era su tío, y el hombre de la fotografía que había enviado era su abuelo.

«Había encontrado a la familia de mi madre», dice. «Mi hermano y yo tenemos ahora una tía y un tío que viven en Escocia y un tío que vive en Melbourne y que emigró a Australia en 1966 con su familia».

«Imagínate, mamá tenía un medio hermano que vivía al otro lado del mismo continente y no lo sabía», dice Shona.

Resulta que la tía de Shona en Escocia había hecho una extensa investigación familiar que se remonta a 6 generaciones, hasta la década de 1720.

Desde el descubrimiento, Shona y su familia han conocido a sus tíos y tía y algunos de sus primos.

Shona's uncles and aunt

Los tíos y la tía de Shona

«Mi hermano y yo crecimos pensando que no teníamos tías ni tíos, ya que nuestros padres eran sólo niños», dice Shona. «¡Estamos encantados!»

«Nuestra madre siempre sintió que le faltaba algo en su vida», continúa Shona. «Bueno, hemos encontrado ese eslabón perdido. Lo único que lamento es que mamá ya no esté con nosotros para conocer a su familia. Ella murió en 1972 a la edad de 34 años.»

¿Qué consejo tiene Shona para la gente que se propone encontrar los eslabones perdidos en sus propias familias? «Investiguen una línea a la vez y guarden copias impresas de lo que descubran», dice. «Cuando empecé, intentaba hacer todo el trabajo al mismo tiempo, y se convirtió en algo muy complicado.»

Deje un comentario

Su dirección de email no será publicada