3    Ene 20147 Comentarios

El Último Día de un Año y el primero del siguiente…

Nos ha encantado la manera en la que Mercedes Olivares de Ardiles ha colaborado con nosotros y nuestro blog durante el 2013. Con su siempre buena disposición a ayudar a toda persona que requiera de motivación o buenas ideas para comenzar (o seguir) su investigación familiar, Mercedes escribe este primer post del año. Gracias por todo, Mercedes! :)
Siempre este día ha encerrado una magia para mí, la forma en que el último día del año se enlaza armoniosamente con el primero del año próximo. Fin e inicio. Cierre y apertura. Muerte y vida.
Término y comienzo. Partida y llegada…. Se conjuga armoniosamente lo uno con lo otro, pasamos del presente año al que se inicia con abrazos, buenos deseos, alegría y música…Muchos también, dolorosamente, pasan de uno al otro con penas, frustraciones y desencanto.
Sea cual fuere el caso, es el momento ideal para hacernos una serie de preguntas, interrogantes que en múltiples oportunidades y para muchos de nosotros mejor sería ignorar pero que precisamos saber.
Es costumbre en nuestra familia escribir nuestras metas en este día y compartirlas con el grupo familiar, a la vez que evaluamos las metas propuestas pare el año que termina y analizamos nuestros logros. Las dividimos en metas espirituales, temporales, académicas, intelectuales. Las anotamos en detalle y “tratamos” de lograrlas durante el año.
Cuando evaluamos vemos nuestra realidad y nos damos cuenta que no siempre hemos logrado todo lo propuesto, pero que si nos acercamos bastante.
“¿No es mejor acaso apuntar mi lanza a la luna y herir solamente a un águila que apuntar mi lanza al águila y pegarle solamente a una roca?”. Og Mandino
Acerca de nosotros  |  Privacidad  |  Compártelo con un amigo  |  Soporte  |  Mapa del sitio
Copyright © 2014 MyHeritage Ltd., Todos los derechos reservados