Al Capone también está en MyHeritage

Al Capone también está en MyHeritage

Comentarios1

Un 17 de octubre de 1931, la justicia norteamericana declaró culpable a Alfonso Capone. El legendario gángster norteamericano, conocido como Al Capone y autor intelectual de más de trescientos asesinatos, fue acusado de fraude fiscal y condenado a once años de cárcel.

La policía nunca logró hacer pagar al todopoderoso Al Capone por la sangre que directa o indirectamente derramó. La mejor opción para llevarle a la cárcel fue relacionar al gángster con una serie de ingresos relacionados con el juego ilegal y, gracias al agente Eliot Ness y sus agentes conocidos como “Los Intocables de Eliot Ness”, acusarle de evadir los impuestos correspondientes a esos ingresos.

Al Capone, hijo de un barbero y una costurera italianos, creció en la época más miserable del barrio neoyorquino de Brooklyn. Pronto formó parte de las bandas juveniles de la zona hasta convertirse en el guardaespaldas de un conocido gángster, Frankie Yale. A las órdenes de éste, se dedicaba a extorsionar a los propietarios de los locales y a oficiar como guardaespaldas de un club propiedad de su jefe, “Yale’s”.

En las paredes de este local Capone insultó una noche que estaba visiblemente borracho a una de las chicas del club y, tras una pelea con su hermano, recibió tres navajazos en la cara que le dejarían el rostro marcado de por vida y al mismo tiempo un nuevo apodo: Scarface.

Al Capone terminó dominando todo el hampa de Chicago a base de asesinar a los líderes y miembros de las bandas rivales en una serie de tiroteos y masacres como la conocida “Matanza de San Valentín” de 1929. Nunca le tembló el pulso a la hora de ordenar o ejecutar un asesinato, y a él se le atribuye la frase “Se llega más lejos con una sonrisa y una pistola que solamente con una sonrisa”.

Otro “mérito” de su carrera delictiva fue la creación del “Sindicato del Crimen”, la organización que comandaba y mandaba en toda la ciudad. Llegó a tener a sus órdenes todo un ejército de pistoleros y hasta dieciocho guardaespaldas.

Sus negocios con el juego ilegal y el alcohol bajo la Ley Seca le proporcionaron una colosal fortuna que pudo disfrutar hasta su ingreso en una cárcel de Atlanta. Como quiera que desde el interior de la prisión aún era capaz de gestionar sus negocios y hacer y deshacer a su antojo, las autoridades decidieron trasladarle a la famosa prisión de Alcatraz, donde el control era mucho mayor.

En el Censo, aparece como domicilio la cárcel de California, año 1935.

Allí ingresado, la Ley Seca fue revocada y gran parte de su negocio empezó a declinar al tiempo que su salud empeoró sustancialmente. Una sífilis contraída con una prostituta años atrás y que no había sido curada puesto que rechazaba las inyecciones, le provocó una degeneración física y mental que le confinarían a la enfermería de la prisión en los últimos años.

Cuando abandonó Alcatraz, el 16 de noviembre de 1939, no era más que una sombra del hombre cruel y poderoso que llegó a ser, y pese a que recuperaría la salud física en buena parte, la falta de lucidez le acompañó durante esos años finales.

Al Capone murió de una neumonía el 21 de enero de 1947 en Miami. Su crueldad y sangre fría le convirtieron en una leyenda criminal, con una personalidad que sin embargo no renunciaba a mostrar su doble moral con declaraciones como la que hizo al periodista Cornelius Vanderbilt Jr. durante una entrevista: “Debemos mantener los Estados Unidos íntegros, a salvo y libres de corrupción”.

Las historias como la de Alfonso Capone también se guardan en los archivos genealógicos. ¿Sabía que en los archivos de MyHeritage puede encontrar los nexos familiares, los censos, recortes de periódico, etc.. sobre Al Capone al alcance de un solo clic de ratón?

Después de todo, MyHeritage almacena miles de millones de nombres y registros, y cada uno de ellos cuenta una historia, una historia que puede ser rastreada y recreada a través de árboles familiares, papeles,fotografías…

Recorrer y explorar con SuperSearch los archivos de MyHeritage es siempre una experiencia enriquecedora y fascinante, tanto si busca a un antepasado querido como a un personaje histórico. Y, ya sabe, ¡a un solo clic de ratón!

Deje un comentario

Su dirección de email no será publicada

  • g.umaña


    octubre 25, 2015

    Interesante fragmento biográfico de este personaje estadounidense.