De oro puro: Una Coincidencia de Primos Ayuda a Resolver un Misterio de 12 años

Comentarios

Marie Rundquist, usuaria de MyHeritage, de Silver Spring, Maryland, siempre estuvo interesada en la historia de su familia. Inspirada por su difunta abuela, que tenía una verdadera pasión por la genealogía, Marie profundizó en sus raíces, pero sólo sintió que tenía una imagen completa de su herencia después de examinar su ADN.

El ADN de MyHeritage llevó a Marie a resolver un misterio de historia familiar que duró doce años, ayudándola a colocar a los antepasados de su difunto padre en su árbol genealógico, sacando a la luz la sólida conexión de su difunto padre con la historia de la Costa Este de Maryland a través de la familia de su madre y aprendiendo acerca de las relaciones ocultas por parte de su padre.

Marie Rundquist

Marie Rundquist

Marie, de 59 años, actualmente divide su tiempo entre sus casas en Gaithersburg, Maryland y Woodstock, Virginia. Se crió en una familia donde la genealogía era la norma. Su difunta abuela, su difunto padre y su difunta madre estaban todos involucrados en la investigación genealógica. Todos ellos, incluida ella misma, han escrito libros y artículos sobre la historia familiar, tanto para la familia como para los demás. Su abuela fue un gran modelo a seguir, siendo una respetada genealogista y autora de dos historias familiares. Ella ayudó a educar el amor de Marie por la historia familiar:

“Para mi abuela, la historia de la familia era mucho más que quién engendró a quién y le gustaba particularmente investigar y documentar los dramáticos relatos familiares descubiertos junto con las conexiones genealógicas. Mi abuela viajó a Inglaterra, Francia y Louisiana, y desarrolló amistades de por vida con aquellos que compartían su ascendencia. Ella fue y sigue siendo un modelo a seguir y durante su vida me dio ideas sobre la investigación familiar que me sirven hasta el día de hoy”.

Marie's role-model and grandmother Asselia S. Lichliter

La abuela y modelo de Marie Asselia S. Lichliter

Marie misma es autora y coautora de varios artículos publicados y tres libros sobre genealogía genética, matrimonios mixtos europeos y nativos en las Américas, y la historia de las familias de Acadia en Nueva Escocia y Louisiana.

Marie comenzó su propio viaje en la genealogía genética tomando varias pruebas de ADN autosómico y una prueba de ADN mitocondrial. Recibió algunas coincidencias inesperadas con muchas provenientes de líneas familiares que antes estaban ocultas por parte de su padre y de su madre.

“Antes de hacerme las pruebas de ADN, no tenía conocimiento de los antecedentes familiares más allá de las historias que había escuchado a la hora de cenar con mi familia y siempre me había preguntado si tenía el cuadro completo. Decir que no tenía una imagen completa de mi herencia antes de la prueba de ADN sería quedarse corto”.

El hallazgo más sorprendente que Marie hizo a través de las pruebas de ADN fue el de un linaje directo, oculto, Acadio – Mi’kmaq (Nativo Americano) que rastreó a través de sus ancestros de Louisiana hasta Nueva Escocia. Marie había sido consciente de su ascendencia francesa por parte de su madre, y de su ascendencia inglesa por parte de su padre y de su madre. Sólo después de que su prueba de ADN arrojara un haplogrupo nativo del que nunca había oído hablar, se enteró de sus raíces acadianas y nativas de Nueva Escocia y sus primos acadianos (Cajun) que tenía en Luisiana.

Casi tan sorprendente para Marie fue el descubrimiento, obtenido a través de pruebas de ADN, de que el apellido con el que nació (Pierce) no era el apellido real de los antepasados biológicos paternos de su padre (Bounds).

Tras haber realizado pruebas con varias empresas, Marie recibió un correo electrónico en el que se le notificaba que también podía transferir los resultados de sus pruebas de ADN autosómico a MyHeritage. Los resultados anteriores de ADN de su padre parecían apuntar a una línea de apellido Bounds, y ella quería averiguar si había alguna nueva conexión autosómica de ADN que pudiera hacer que explicara la relación de su padre con un antepasado de los Bounds.

Marie se unió a MyHeritage, construyó su perfil y completó su árbol genealógico en línea, que incluye miles de miembros cuyas líneas tienen raíces en las Américas, los Estados Unidos y Canadá, el Reino Unido, Francia y Alemania, entre otros lugares.

Poco después, Marie obtuvo varios primos hermanos y primos lejanos en las coincidencias de ADN de MyHeritage. Existían muchas coincidencias de ADN para otras líneas que no había visto bien representadas en los resultados de otras compañías de ADN autosómico, en particular las que pertenecían a la familia de su padre, que ella sabía que estaban biológicamente relacionadas con un antepasado paterno de los Bounds en la costa este de Maryland.

A finales de 2017, Marie notó una nueva coincidencia de ADN en la lista: un primo segundo. Marie compartió casi el 5% de su ADN (aproximadamente 348 cM) con la persona coincidente. Una coincidencia de este grado con un primo de este grado es considerada oro puro en la comunidad de genealogistas de ADN – y para su gran sorpresa, ¡había recibido una en MyHeritage!

“¡Fue increíble! Mi corazón palpitaba, y mis dedos temblaban mientras hacía clic en las coincidencias comunes y otros detalles, buscando una pista de la razón por la que tenía una coincidencia tan cercana en MyHeritage”.

El perfil de la coincidencia era limitado y no explicaba la coincidencia del ADN compartido. Las coincidencias comunes estaban relacionadas lejanamente, y Marie no reconocía sus apellidos. Así que buscó en Internet usando una combinación de dos apellidos, Bounds y este nuevo apellido, que coincide con el de MyHeritage. Añadió un lugar, la ciudad natal de su padre, y esperó un milagro.

Su búsqueda dio sus frutos. Marie localizó un artículo publicado en un viejo periódico local sobre una señora Bounds que estaba enferma y que pasaba tiempo con su hija casada, que tenía el mismo apellido que su pareja. Leyendo más adelante, descubrió que el nombre completo de casada de la hija, mencionado en el artículo del periódico, incluía el nombre y el apellido de su pareja autosómica de ADN – ¡ya que estaba casada con su PADRE! ¡Fue una suerte increíble!

Marie investigó los registros de MyHeritage y localizó al marido de la Sra. Bounds mencionado en el periódico. Basándose en el ADN de la prima segunda y en los registros biográficos publicados, pudo verificar que la misma Sra. Bounds y su marido habrían sido los abuelos paternos de su padre. Después de algunas búsquedas adicionales, pudo averiguar el nombre probable del padre biológico de su padre, un residente de toda la vida de la costa este de Maryland que había fallecido hacía mucho tiempo.

Marie's father's family grave site on the Eastern Shore of Maryland

La tumba de la familia del padre de Marie en la costa este de Maryland

” Ojalá mis padres estuvieran vivos para oír hablar de los nuevos descubrimientos que han surgido desde que se realizaron las pruebas”.

MyHeritage ha llevado a Marie a acercarse a la parte de la familia de su padre y a los pueblos de la costa este de Maryland que sus antepasados llamaban su hogar. Los apellidos Pusey y Hayman que rodearon la huella de su padre en la Iglesia de Manokin, como resultado de los descubrimientos de ADN de MyHeritage, han llegado al cada vez más amplio árbol genealógico de su familia. MyHeritage también continúa validando sus líneas familiares Acadian / Mi’kmaq en Louisiana y Nueva Escocia a través de nuevas coincidencias de ADN recibidas.

Para Marie ha sido un cambio de vida descubrir a tantos nuevos parientes desconocidos y perdidos. Desde que se hizo la prueba de ADN y se puso en contacto con sus coincidencias de ADN, ahora viaja con frecuencia a Nueva Escocia, Luisiana, y la costa este de Maryland para restablecer las relaciones con miembros de la familia que han estado perdidos por mucho tiempo. Ha asistido a diversas celebraciones culturales y ha acogido a su nueva familia en su casa.

“Lo único que lamento es no poder estar en varios lugares a la vez y visitar a todos estos nuevos parientes con más frecuencia. Aunque no podemos hacer mucho con la distancia que nos separa, nuestras conexiones genéticas mantienen vivos los lazos familiares”.

Muchas de las coincidencias han sido útiles para probar los parentescos documentados y añadir nuevas ramas a su árbol genealógico. Disfruta utilizando las herramientas de MyHeritage para profundizar su investigación.

“Me encanta la forma en que MyHeritage se adelanta a mis preferencias, hace que las coincidencias de ADN, los registros relevantes y los Smart Matches aparezcan de manera activa, sin necesidad de investigar. Los Record Matches me permiten revisar y aumentar mis conexiones dinámicamente. Como con frecuencia estoy trabajando en muchos proyectos diferentes, los mensajes que me recuerdan que muchos comparten mis mismas líneas familiares directas, y tienen registros que prueban nuestras conexiones genealógicas, son muy apreciados y útiles”.

Ella también disfruta de las nuevas opciones de filtrado para las coincidencias de ADN, que fueron lanzadas recientemente:

“Estoy impresionada con la forma en que MyHeritage me permite filtrar coincidencias basadas en criterios étnicos y otros criterios útiles y descubrir las raíces étnicas comunes que me vinculan a mí y a mis coincidencias. Ha resultado ser muy valioso para identificar nuevas pistas de investigación. No puedo decir suficientes cosas buenas sobre las nuevas capacidades de filtrado que MyHeritage ha incorporado en esta última versión y me parece que tienen una excelente utilidad para explorar la historia familiar”.

Lo que Marie ha experimentado con las pruebas de ADN ha cambiado su visión de la historia familiar.

“Los nuevos hallazgos del ADN familiar ciertamente han cambiado el alcance de las discusiones que tenemos los descendientes en el Día de Acción de Gracias y otras reuniones familiares. Mi propia definición de “familia” se ha ampliado para incluir a aquellos que he encontrado a través de la investigación del ADN. En mi profunda historia familiar, tenemos el concepto de ” todo mi parentesco “. De todo lo que he aprendido sobre mis conexiones con miles de personas a través de la comparación de ADN, deduzco que esta frase es totalmente correcta”.

La mejor recomendación de Marie para aquellos que están empezando es comenzar por construir un árbol genealógico para encontrar coincidencias de ADN que incluyan 5-6 generaciones de antepasados directos a través de las líneas materna y paterna si es posible (no es necesario retroceder al principio de los tiempos). Investiga los registros genealógicos y localiza imágenes de información biográfica (certificados de nacimiento, matrimonio y defunción) e informes del censo que verifiquen las anotaciones de tu árbol genealógico. Revisa los árboles y otra información biográfica proporcionada en los perfiles de tus coincidencias. Busca las coincidencias cuyo ADN compartas y busca antepasados y apellidos comunes. Pide a tus hermanos, padres (¡y abuelos si están disponibles!) que se hagan pruebas de ADN, ya que sus coincidencias proporcionarán sólidas pistas para la investigación. Al buscar, asegúrate de incluir las localizaciones de la familia que se correlacionan con las de tu árbol genealógico. ¡Lo más importante es estar abierto a todas las posibilidades, ser paciente y divertirse!

Para Marie, descubrir las raíces de su padre es sólo el principio:

“Veo las pruebas de ADN con fines genealógicos como una misión de rescate: una forma de localizar a los miembros perdidos de la familia y devolverlos a su posición legítima en los árboles genealógicos, para mí y para los demás. Este emprendimiento y la consiguiente investigación me absorverá el resto de la vida”.

Deje un comentario

Su dirección de email no será publicada