" />

Cómo calcular fechas estimadas

Comentarios6

Si eres un riguroso investigador, el término “estimado” no te gustará una pizca, sin embargo se transforma muchas veces en un elemento indispensable cuando no sabes cómo localizar un antepasado.

(Créditos imagen: Todocolección)

Me apresuro a indicar que no se trata de ir estimando fechas y colocar en su lugar nuestras presunciones acompañadas de los términos alrededor, aproximadamente y antes dedespués de (alr., aprox., etc) sino de registrar adecuadamente estas fechas colocándolas en nuestro árbol señaladas con el término adecuado. Como ejemplo, la siguiente imagen:

Marcelino Meza Bernales nacido aproximadamente en 1849

Mi antepasado Marcelino Meza Bernales, fue uno al que le estuve calculando la fecha de nacimiento por mucho tiempo… El buen hombre aparecía en un registro de matrimonio y yo calculé su fecha de nacimiento contando unos 20 a 25 años hacia atrás, tomando ese acontecimiento como punto de partida, hasta que encontré un segundo matrimonio (anterior) y tuve que rehacer  los cálculos. Pensando que ahí terminaba todo, seguí buscando su nacimiento alrededor de la fecha estimada… pero para mi sorpresa descubrí que ¡se casó otra vez más!

Si como amantes de la Historia Familiar  tenemos todos nuestros registros organizados podremos observar las fechas de eventos anteriores y calcular las probables fechas nuevas. Muchas veces, tendremos casi que adivinarlo, pero no te apresures a hacerlo, este debe ser el último paso.

Busca entre los Censos y en Directorios para calcular las edades. Si en un censo del año 1895 aparece como hijo y se registra la edad de 2 años, podrías colocar como fecha aproximada de nacimiento el año 1893.

Para calcular el matrimonio, ten en cuenta que las mujeres acostumbraban casarse alrededor de los 21 años y los hombres cerca de los 25. Puedes investigar un poco más acerca de las costumbres locales para precisar mejor la fecha. Otra manera de deducirlo es en base a los hijos: el primer hijo nacía alrededor de un año después de producirse el matrimonio.

Los siguientes hijos del matrimonio nacen con una diferencia de dos años, como regla general.

Y recalco como regla general, porque las excepciones abundan. Hijos naturales, o simplemente no registrados por las distancias que había que recorrer para hacerlo, esperando un mejor momento para viajar con toda la familia a realizar el trámite que no era más que eso en el pensamiento de las gentes de otras épocas. Un papel de poca importancia.

¿Con qué casos curiosos te has encontrado al aproximar las fechas?

Deje un comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada

  • stendek45


    octubre 10, 2016

    En mi árbol tengo más de 4500 referencias. Me va muy bien esta estimación: Mujeres: 70 años. Hombres: 60. Edad matrimonio mujeres: 22 años de media. 5-15 años menos que el marido. Hijos: 2 años de diferencia, de media. El primero a los 1 a 2 años de casarse. Saludos.

  • Ramona M. Galarza Vale


    octubre 10, 2016

    Excelente artículo. El problema en PR que los custodios de los docs más antiguos están en posecion de la iglesia católica. Y, este tipo de cosas no las comprenden y quieren fechas. Tal es el caso de mi tátara.. llega a la ciudad donde nací en la fecha de fundación de esta ciudad 1760 aproximadamente. Llega a aquí a bautizar un hijo siendo vecina del segundo pueblo más antiguo y me exigían una fecha específica, la cual no podía dar sino un aproximado. Demás es decir que hasta ahí llegué.

  • Mario


    octubre 10, 2016

    Me ha tocado encontrar hijos de la persona investigada cuyas fechas de nacimientos son anteriores a la fecha de matrimonio, más tarde me di cuenta que estos eran hijos de un homónimo que vivió en el mismo pueblo.

  • Benicio Samuel Sanchez Garcia


    octubre 10, 2016

    Las aproximaciones son culturales, no podemos afirmar que las mujeres se casan en tal o cual edad, ya que depende de la cultura, necesidad geopolitica del momento y uan serie de variantes abrumadoras.

    Monterrey, N.L. Enero 21 de 1697.-
    Dispensa de tercero con cuarto grado, y cuarto grado, ambos de consanguinidad:
    En la Hacienda de San Nicolás del Topo, feligresía de la Ciudad de Monterrey, se levantó la información de Pedro Guajardo, de 28 años de edad, vecino de esta ciudad, hijo legítimo del Sargento Mayor Nicolás Guajardo y de Micaela Guerra, difunta, vecinos de la Villa del Saltillo; con María de Treviño, doncella de 12 años de edad, hija legítima del Cap. Francisco Báez de Treviño y de Doña Catalina de Amaya, vecinos de esta ciudad. Declaración del pretenso: Nicolás Guajardo, mi padre fué primo hermano de Lucía de Benavides Guajardo, abuela de la contrayente y madre legítima del Cap. Francisco Báez de Treviño. padre de la pretensa, y por otra parte Francisco de Treviño, abuelo de la contrayente y padre del dicho Cap. Francisco Báez de Treviño, fué primo hermano de Leonor de Morales, mi abuela de quien procedió mi madre. 11 fojas.

    Santiago. N.L. Mayo 6 de 1749. Exp 26 –
    Dispensa de cuarto grado puro de consanguinidad.-
    En el Valle de Santiago del Guajuco. se levantó la información de Don Francisco Cayetano de Robles, español de 27 años de edad, originario de la Ciudad de Nuestra Señora de Monterrey, y vecino del Valle del Pilón de seis años a esa parte, hijo legítimo de Don Manuel Angel de Robles y de Doña Francisca de León: con Doña Anastasia Treviño, española de 13 años de edad. originaria y vecina de dicho Valle del Pilón, hija legítima de Don Francisco Xavier Treviño y de Doña Antonia Gutiérrez. Declaración del pretenso: Don Miguel de León y Don Alonso de León, fueron hermanos, de Don Miguel fué procedida Doña Pascuala de León, de Doña Pascuala procedió Doña Antonia Gutiérrez, y de ésa Doña Anastasia de Treviño. pretensa, de Don Alonso de León, fué procedido Don Matheo de León, de Don Matheo fué procedida Doña Francisca de León, y de ésa Don Francisco Cayetano Robles, pretenso. Se otorgó la dispensa en la Ciudad de Guadalajara. en 23 de julio de 1749. para que los case el Cura del Valle del Pilón 10 fojas.

    Monterrey. N.L. Diciembre 27 de 1734. Exp. 63.-
    Dispensa de cuarto con tercero grado de consanguinidad.-
    Don Joseph Manuel González de 23 años de edad, originario y vecino del Valle del Pilon y residente en esta Ciudad, hijo legitimo de Don Bernabé González Hidalgo difunto, y de Doña Josepha Cantú. quien tiene tratado matrimonio con Doña María Gertrudis de León, española de 13 años de edad no cumplidos, doncella, originaria y vecina del Valle del Pilón, hija legitima del Cap. Don Juan de León García, y de Doña Lugarda Rodríguez de Montemayor, españoles vecinos de dicho Valle. Declaración del pretenso: por hallarnos ligados en un parentesco de sangre en quarto con tercero grado en la forma siguiente: el General Don Alonso de León, y Doña María de León, fueron hermanos, de Don Alonso procedió Don Matheo de León, y de este Don Juan de León padre de la pretensa, de Doña María procedió Doña Josepha Cantú mi madre legitima de donde resulta el referido parentesco. Se otorgó la dispensa en la Ciudad de Guadalajara en 8 de febrero de 1735. para que los case el Cura Ministro del Valle del Pilón. 11 fojas.

  • José Ignacio Zabalza Escudero


    octubre 10, 2016

    Me gustaría mucho que alguien me explique que significaba hace unos 100 ó 125 años la figura de “agregado” a una familia.

  • Laura


    octubre 12, 2016

    En mi experiencia he aplicado la misma regla y si me a funcionado pero tristemente en unos pocos no