Colorear fotos antiguas con tecnología moderna

Comentarios2

Una nueva tendencia ha surgido -la gente toma fotos en blanco y negro y luego, con meticulosidad le agrega color. En algunos casos las fotos se ven tan modernamente coloreadas que parecieran de nuestro tiempo, en lugar de décadas atrás.

Según los matices de color, los artistas toman las fotos con diferentes objetivos. Algunos argumentan que al seleccionar los colores cambian o reescriben la historia de una manera que no retrata la realidad. Sin embargo, las impresionantes técnicas que se utilizan son en su mayoría bien recibidas. Además, colorear las fotos del pasado, despierta el interés en la historia y nos ayudan a relacionar eventos y personas de antaño. Añadiendo color a las fotos les traemos a la vida. Es como si nunca hubieran visto las fotos que ahora están siendo descubiertas.

La foto de arriba, de los hombres sin empleo de pie en la calle de San Francisco, California, fue tomada por Dorotea Lange en abril de 1939 (Créditos: Biblioteca del Congreso). Fue coloreada por Marina Amaral, -artista de Brasil- y colorista digital, así como las fotos (originalmente en blanco y negro) que siguen a estas líneas:

El General George S. Patton, recibiendo los aplausos de la multitud en su bienvenida a Los Angeles, California (9 Jun 1945). Fuente: Archivos Nacionales y Registros de la Administración.
John F. Kennedy con Jacqueline Bouvier Kennedy en el día de su boda. 12 de septiembre de 1953. Fuente: Biblioteca JFK

¿Prefieres las fotos coloreadas o los originales?

Marina tiene sólo 22 años y es increíblemente talentosa. Antes de convertirse en especialista en color, era estudiante de Relaciones Internacionales sin antecedente alguno en el arte o la fotografía.

Entonces, ¿Cómo comienza la restauración de fotografías en blanco y negro? Hablamos con Marina para averiguar cómo se convirtió en un colorista digital.

Marina siempre disfrutó del uso de Photoshop en su tiempo libre, a menudo pasa hora viendo tutoriales en Youtube, tratando de utilizar mejor sus herramientas y capacidades.

Un día me encontré con una colección de fotografías restauradas de la II Guerra Mundial y decidía tratar de reproducir la técnica yo misma. No tenía mucha idea de lo que hacía al principio, pero poco a poco fui capaz de averiguar la manera de hacerlo mejor. Con la práctica pude desarrollar mis propias técnicas. Fui mejorando cada vez más y mi trabajo obtuvo la atención de los medios por sus resultados. En poco tiempo se convirtió en mi profesión.

Últimamente Marina ha estado restaurando una gran cantidad de fotos de la década de 1850. Dependiendo de la complejidad de la foto, que puede llevarle desde 40 minutos a 4 días para acabarla. Ella hace todo lo posible para lograr una manipulación no invasiva además de mínima.

Elimino los arañazos y la suciedad, pero nunca quitaré un objeto que forma parte de la escena simplemente porque no me gusta o parece adecuado.

La foto que ha tenido mayor impacto en Marina desde que comenzó a colorear es la imagen de abajo, pertenece a una niña que fue asesinada en Auschwitz.

Esta foto es importante en muchas diferentes maneras. Mi objetivo final era darle una oportunidad de presentarse a sí misma, a “decir su nombre”, mostrar su rostro y contar su historia. Yo quería que la gente comprendiera que no sólo ella, sino millones de víctimas tenían una vida, familia, amigos, sueños, ambiciones, miedos y les quitaron todo eso.

Como alguien que siempre estuvo fascinado por la historia, Marina disfruta a diario de su trabajo, que combina creatividad y amor al pasado.

Me encanta leer un libro y tratar de imaginarme viviendo en esa época, con las mismas condiciones y ambiente que estoy leyendo. Colorear fotos tiene el mismo propósito. Es una experiencia maravillosa.

¿Qué opinas de colorear fotos antiguas en blanco y negro?

Deje un comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada

  • Àngel Casals Alpuente


    agosto 16, 2017

    Tengo 81años y hace por lo menos 65 años que ya coloreo fotografias de blanco y negro, lo aprendi por casualidad y desde entonces he coloreado cientos de fotos, pero no me dedico a ello, es solo como distraccion, es decir que lo de colorear fotos no es nuevo, es muy entretenido y precisa de mucha paciencia.

  • Ramón Menéndez-Manjón Sancho-Miñano.


    agosto 16, 2017

    Encuentro muy interesante el poder cambiar las fotos de blanco y negro en color. Pero comprendo que se debe de guardar la original en B/N. El Blanco y Negro tiene su sentido, especialmente cuando se trabajaba con el mas o menos grano, debido a la sensibilidad de la emulsión.Porque igualmente en B/N era una forma de fotografiar con arte, y posiblemente mejor que con el color.
    De todas maneras, yo si noto la falta del blanco y negro para mis fotografías artísticas.
    Yo tengo una LEICA M-4 desde 1972.