Después de 70 años de búsqueda encontré al hermano de mi abuelo

Comentarios3

Mi nombre es Jess y como la incorporación más reciente al Equipo de Marketing de MyHeritage, quiero presentarme a través de mi historia personal de un descubrimiento familiar que cambió mi vida para siempre.

Hace un año, sucedió algo increíble: encontré al hermano de mi abuelo al que perdimos en el Holocausto.

Mi abuelo era mi héroe. Desde que era muy pequeña, lo quise mucho. Tengo numerosos recuerdos de él que están escritos en mi alma y los tengo siempre conmigo. Recuerdo ir en mi bicicleta con él, bromeando sobre vacas rojas mágicas y escuchar su historia sobre “Flopsy, Mopsy y Cottontail”. Sobre todo, recuerdo los números de tinta azul en su brazo.

Mi abuelo y yo

“Abuelo, ¿por qué tienes números en el brazo?”
“Estuve en el Holocausto.”
“¿Qué es un Holocausto?”
“La gente mala mató a mi madre, padre y hermana, y perdimos a mi hermano.”
“¿Por qué?”
“Porque éramos judíos.”
“¿Cómo perdiste a tu hermano?”
Él escapó a Rusia durante la guerra y nunca lo encontré. Lo he buscado por todas partes durante muchos años, pero no sé qué le pasó “.

Mi abuelo solía esconder sus lágrimas durante esas conversaciones, pero a medida que yo crecía, se abría más y más a mí y sus ojos azules de 90 años sollozaban como si volviera a ser un hombre joven, experimentando ese horror por primera vez.

El tatuaje de Auschwitz en el brazo de mi abuelo

Mi abuelo, Abram Belz, pasó toda su vida tratando de encontrar a su hermano. Creció en Piotrków Trybunalski, Polonia y tuvo dos padres (Idel y Malka Ruchel Belzycki), su hermana Gitel y su hermano Chaim. Los tres hermanos tenían 20 años cuando comenzó la guerra y cada uno de ellos tuvo un destino diferente.

Chaim escapó del Ghetto de Piotrków Trybunalski en 1939 y se fue a Rusia. En 1941, la hermana de mi abuelo murió en el ghetto a causa de la tuberculosis y en 1942, los padres de mi abuelo fueron deportados y asesinados en el campo de exterminio nazi de Treblinka.

Mi abuelo fue enviado a diferentes campos de concentración durante el Holocausto, incluyendo Auschwitz y Mauthausen. Sufrió muchísimo, pero de alguna manera logró salir con vida y se dedicó a encontrar a su hermano. Todo lo que siempre quiso era reencontrarse con su hermano y saber lo que le había pasado.

Tenemos cajas llenas de cartas en mi casa, llenas con nuestra búsqueda de Chaim. Cada año, recibimos una respuesta de que Chaim no había sido encontrado y que lo más probable es que no sobreviviera a la guerra.

El año pasado, me hice cargo de la búsqueda. Utilicé los medios sociales y Internet para aprender tanto como pude sobre Chaim. Después de sólo 10 días de búsqueda online, encontré al hijo del hermano de mi abuelo, Evgeny!

Recibí un correo electrónico que me cambió la vida. Una mujer me dijo que leyó mi artículo sobre Chaim y que creía que había encontrado a uno de los hijos de Chaim en la isla de Sajalin, Rusia. Evgeny dijo que todos los detalles que escribí coincidían con los de su padre. Planeamos hablar por Skype esa noche y nos preparamos para hacerle preguntas que sólo el hijo de Chaim sabría.

Mi mamá, mis tres hermanas y yo, todas estábamos acurrucadas alrededor de la cama de mi madre y esperábamos a que Evgeny se conectara a Skype.

“¡Hola, Jessica! No voy a escribir sobre los sentimientos que tengo ahora mismo, porque son indescriptibles. Por ahora, sólo te estoy enviando una fotografía de mi padre. ¿Ves alguna similitud?”

Mi abuelo (izq.) y su hermano Chaim (der.)

Él envió una foto de su padre y mi madre gritó y se desplomó al suelo. Chaim era la viva imagen de mi abuelo. Ella rompió a llorar. Su sueño era ver una foto de su tío y no podía creer que estaba hablando con su primo hermano.

“¡Todos somos muy felices y estamos llorando!”

Evgeny,”También tengo lágrimas en los ojos y un nudo en la garganta.”

Programamos una charla de video a la mañana siguiente. Fue una noche de insomnio. ¿Cómo puedes soñar la noche antes de conocer a tu familia largamente perdida? A la mañana siguiente, hablamos durante 2 horas, intercambiando lágrimas, risas, fotografías e historias.

Desde el momento en que nos encontramos por primera vez, no ha transcurrido un solo día sin que habláramos, a pesar de la barrera del idioma. ¡Gracias a Dios por Google Translate!

Evgeny y yo construimos árboles genealógicos en MyHeritage para poder enseñarnos quiénes formaban parte de nuestras familias. ¡Ambos teníamos mucho que aprender y muchos nuevos parientes que conocer! MyHeritage fue una herramienta de gran importancia para nosotros ya que nos permitió compartir nuestros árboles genealógicos en nuestros propios idiomas para que cada uno pudiéramos comprender cuáles eran las relaciones. Cada vez que Evgeny agregaba una nueva persona o un nuevo detalle a su árbol, yo recibía una notificación automática de MyHeritage y así pude aprender más sobre ese lado de mi familia que nunca supe que existía antes.

Un par de meses después de nuestro descubrimiento, la hija de Evgeny, Yulia, y su nieta, Anna, vinieron de Rusia para visitarnos en Nueva Jersey. Nos pusimos en contacto inmediatamente. Se puede decir que está dentro de nuestro ADN.

Evgeny, Yulia y Anna

Aunque apenas nos conocíamos, nos sentíamos como una familia en un instante y nos sentíamos con el mismo espíritu y la misma visión de la vida. Unos meses después, conocimos a Evgeny por primera vez.

En cuanto mi madre lo vio en el aeropuerto, corrió hacia donde él llorando entre sus brazos. Ambos lloraban juntos, con el corazón completo y herido también.

Mientras que el encuentro entre nosotros ha sido el momento más feliz de nuestras vidas, también ha sido el más triste.

Lamentablemente, mi abuelo y su hermano Chaim murieron muchos años antes de que nos encontráramos. Ambos vivieron toda su vida buscándose el uno al otro, sin saber que el otro seguía vivo. Vivían vidas paralelas y nunca lo supieron, pero siempre esperaron encontrarse un día.

Aunque su sueño no se cumplió en sus vidas, su anhelo se hizo realidad a través de sus hijos y nietos. A pesar de que las probabilidades estaban en nuestra contra, después de más de 70 años de búsqueda, encontramos a nuestra familia que habíamos perdido en el Holocausto.

El año pasado, nos unimos mucho a Evgeny y su familia.

Evgeny y yo

Con el corazón roto te escribo, Evgeny falleció hace unos meses. Estoy tan agradecida de haber tenido un año para conocerlo y amarlo de verdad. Fue sorprendente encontrarlo y ahora impactante perderlo.

Su muerte hace más importante para nosotros mantener vivo nuestro vínculo familiar, especialmente para las generaciones futuras. El amor que mi abuelo nos dio a todos nosotros, nos llevó a encontrar a su hermano y a cerrar la brecha que mi familia ha vivido durante décadas. Nuestras vidas han cambiado para siempre.

Este descubrimiento no sólo cambió mi vida, sino también mi carrera. Estoy muy orgullosa de trabajar para MyHeritage, una compañía que ayuda a las familias a aprender más sobre su historia familiar, encontrar nuevos parientes y aprender más sobre su ADN y de dónde vienen.

Deje un comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada

  • María Eugenia Prat Huerta


    noviembre 5, 2017

    ¡Muy emocionante!
    Felicitaciones por la Fe que siempre tuvieron en que se reunirían con sus familiares,

  • Sergio Kogon


    noviembre 8, 2017

    Hello Jessica Hermosa historia yo llorando
    Beautiful history I Cry. Congratulaciones

  • Elisa


    noviembre 19, 2017

    Hola Jessica, Gracias, acabo de conocer de Myheretage a través de tu experiencia, me dá esperanza para tener certeza acerca de mi padre biológico, impresionante que se pueda cotejar ADN a nivel mundial!