Cómo los aromas pueden desencadenar recuerdos significativos

Comentarios0

Los aromas pueden desencadenar recuerdos de años atrás e instantáneamente hacer que regreses a otra época. En mi caso, el olor a sopa de pollo me recuerda a la cocina de mi niñez y a mi mamá. Después de mudarme muchos kilómetros lejos de casa, a menudo cocino sopa de pollo usando su receta cada vez que siento nostalgia, porque el olor automáticamente me hace sentir como si ella estuviera a mi lado.

Algunos de nosotros compartimos recuerdos comunes cuando se trata del olfato. Por ejemplo, el olor a pastel de calabaza puede hacer que muchos de nosotros recordemos las fiestas de otoño. El olor a cloro puede hacernos recordar el verano y las piscinas.

La mayoría de nosotros tenemos un aroma ligado a un recuerdo específico. Por ejemplo cada vez que iba a casa de mis abuelos para cuidarme, solía jugar con tres muñecas muy pequeñas que mi abuela me compraba. Siempre guardé las muñecas en un viejo y pequeño cajón en su vestidor que tenía olor a moho. Años más tarde como adulta, cuando encuentro este olor, me hace volver a los tiempos en que jugaba a las muñecas con mi abuela y me pongo muy sentimental. Recuerdo la felicidad que tenía entonces y la pena que aún me queda por su muerte.

Por lo general, los aromas que asociamos con los recuerdos son importantes y han tenido un efecto notable en nuestras vidas.

Desde el punto de vista científico, la razón por la que los aromas pueden evocar recuerdos se debe al bulbo olfatorio del cerebro. El bulbo olfatorio se encuentra dentro de la nariz y en la parte inferior del cerebro. Se conecta con las partes del cerebro que regulan la memoria y las emociones – la amígdala y el hipocampo. Es por eso que los olores pueden desencadenar automáticamente poderosas emociones y recuerdos.

La conexión entre los olores y la memoria se conoce como el “Fenómeno de Proust”. Este fenómeno lleva el nombre del escritor francés Marcel Proust, que escribió en su novela “À la recherche du temps perdu” (En búsqueda del tiempo perdido), sobre los recuerdos de la infancia que su personaje recordó después de oler galletas y té. La novela se publicó por primera vez en 1913 e influyó en la investigación existente entre el olfato y las memorias.

Ciertas fragancias pueden provocarnos sentimientos emocionantes y nostálgicos. Los recuerdos asociados con los olores pueden ser desencadenados por jabones, alimentos, detergentes, naturaleza, perfumes y otros. A veces no somos completamente conscientes de por qué un perfume específico nos evoca un recuerdo particular, pero aún así, nos sentimos conmovidos.

Los aromas pueden llevarnos a recordar recuerdos positivos y negativos de nuestro pasado. De hecho, nuestro sentido del olfato está muy asociado con el desencadenante de emociones y recuerdos que ninguno de los otros sentidos. Nuestros antepasados también experimentaron este fenómeno y reflexionaron sobre sus propias historias de su infancia.

¿Qué perfumes te evocan recuerdos? ¡Comparte tus historias con nosotros en los siguientes comentarios!

Deje un comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada