Tradiciones familiares: Metalizar zapatos infantiles

Comentarios2


Una costumbre que se inició en los años 40 en E.E.U.U. y tuvo mucho éxito empujó a los padres a metalizar el primer par de zapatos de sus hijos como un recuerdo familiar.
A menudo los padres desean recordar los tiernos recuerdos de los primeros pasos de su niño, que sólo ocurren una vez en la vida. Los zapatos metalizados (bronce, plata, oro y estaño) pueden ser montados luego sobre diferentes materiales  y permanecer para las generaciones venideras.

¿Qué hay en los zapatos de bebé que provocan tales emociones? Son los primeros pasos de un bebé más trascendente que su primer bocado de alimento sólido? ¿Sucede igualmente con preservar un mechón de su primer corte de pelo? Hay tantas primeras veces en la vida de un niño, pero  la elección de su primer par de zapatos obedece a una razón arbitraria.

Los primeros pasos muestran un gran salto en el crecimiento y desarrollo del niño. Caminar es un acontecimiento importante; una vez que él o ella comienza a caminar, su vida cambia para siempre. Ya no son bebés. Es como si, a través del metalizado de los primeros zapatos de un niño, podemos capturar y congelar un momento especial en el tiempo y recordar la inocencia de nuestros hijos y su “Vida de bebé.”

Los artículos recién bronceadas son de un color dorado muy brillante y luego, con el tiempo, muestran una hermosa pátina que asociamos con el bronce. Los zapatos se parecen a las antigüedades y otras reliquias históricas, otros tesoros.

El aspecto metalizado ha sido utilizado durante siglos para estatuas, marcos de cuadros, platos y muchos otros artículos. Algunas fechas datan esta técnica de ornamento antes del siglo sexto.

Hoy en día, todavía hay algunas empresas que metalizan y convierten en joyas los zapatos de bebé, chupetes, pinzas de ombligo, o cualquier objeto que quiera tenerse como un artículo casi eterno. El proceso suele tardar entre cuatro y seis semanas, y es bastante complejo.

Puede incluir:

– Aplicar un tratamiento especial para endurecer los zapatos
– Atar o enlazar los cordones y formar los zapatos
– Revestir los zapatos de nuevo por galvanoplastia
– Ponerlos en una rejilla de chapado de tres a cuatro horas
– Pulido para otorgar brillo
– Tratamiento con otro recubrimiento protector
– Montaje de los zapatos en una base

Las empresas o joyerías modernas que hacen el metalizado, pueden realizar este proceso casi con cualquier cosa que puede dar sentido a la historia de su familia y que desea conservar para el futuro.

¿Su familia tiene alguna reliquia que quisiera metalizar? ¡Cuéntenos su experiencia en los comentarios!

Deje un comentario

Su dirección de email no será publicada

  • Tere de Mejia


    marzo 11, 2016

    Vivo en Venezuela y Colombia quisiera saber como metalizo los zapatos de mi nieta. Saludos

    • Sonia Meza


      marzo 14, 2016

      Hola Tere, puedes acercarte a una joyería y preguntar si ellos conocen algún negocio local donde se realice esta técnica. Saludos 🙂