Encontrar sus Antepasados Medievales: 5 consejos para tener éxito

Comentarios5

Daniela Cybulskie, autora de “Los Cinco Minutos Medievales”, es una escritora destacada en Medievalist.net. Sus trabajos han aparecido en The Medieval Magazine, Medieval Warfare Magazine y Ancient History Magazine. Ella cuenta con un Master en Literatura Inglesa de la Universidad de Toronto, donde se especializó en literatura medieval.

Trazar la vida de sus antepasados a través de la Edad Media (S V- XV) es algo difícil. Muchas personas vivieron y murieron sin dejar rastro de sí mismos en los documentos oficiales, y no siempre hay coherencia en los registros medievales de enterramiento o incluso, monumentos. Para empeorar las cosas, los profundos cambios políticos y religiosos como la Revolución Inglesa y Francesa significaron la destrucción de muchos documentos de la Iglesia, mientras que dos Guerras Mundiales dañaron y destruyeron objetos y otros registros. ¿Es inútil tratar de rastrear sus raíces tan lejos? No necesariamente, pero requerirá un poco de ingenio y paciencia. He aquí 5 consejos para rastrear sus antepasados medievales utilizando ejemplos ingleses:

No deje que los prejuicios sobre la Edad Media le distraigan.

Si bien la mayoría de la gente de la Edad Media era analfabeta, en realidad se preocupaban mucho por mantener registros para proteger sus derechos y posesiones. Como resultado, si bien es cierto que puede haber pocos caminos hacia los documentos de la alta Edad Media, hay una gran cantidad de registros de los S. XIII al XV ¡una buena noticia para los genealogistas! Los registros que se guardaban eran los bautismos (en general no eran los nacimientos), los fallecimientos y los matrimonios, así como las cosas por las que la gente moderna podría otorgársele un crédito. Los soldados de la Guerra de los Cien Años, por ejemplo, no sólo levantaron sus granjas y establecieron el campo de batalla, sino que también recibieron una paga por su servicio. Hacer una búsqueda en una base de datos como www.medievalsoldier.org puede ayudar a encontrar no sólo el nombre de la persona, sino también su origen, rango, tipo y fecha de servicio incluso el nombre de su Capitán. Los registros que se encuentran en www.londonroll.org le dirá el nivel en su gremio, la fecha, incluyendo los registros de aprendices. Los nombres también se registraron cuando se transferían tierras, testamentos y casos que pasaban por los tribunales seculares o eclesiásticos del medioevo (los crímenes fueron divididos en religiosos y seculares, por lo que es importante mirar en ambos). La gente de todas las clases sociales participaron en el sistema judicial como demandantes, demandados, testigos o jurados, por lo que los juicios son una rica fuente para encontrar nombres y escándalos familiares -al igual que lo son hoy-. Algunos registros interesantes en cuanto a lo Penal se pueden buscar en www.british-history.ac.uk

Si se queda atascado yendo hacia atrás, cambie y vaya adelante.

Lo más probable es que encuentre una laguna en algún sitio alrededor del siglo XVI o XVII cuando el caos político y religioso interrumpió el mantenimiento de registros.

La mayoría de las familias medievales se quedaron en la misma zona durante generaciones o emigraron a la ciudad cercana más grande, con mayores posibilidades de trabajo. Por esto, si tiene una idea de dónde estuvieron por última vez sus antepasados, siga buscando cerca.

Si el rastreo hacia atrás implica un gran obstáculo, comience a buscar con anterioridad en el mismo pueblo, ciudad o parroquia y trate de rastrear su apellido a través de testamentos y traspasos de tierras hasta llegar a donde perdió el rastro. Puede encontrar muchos testamentos y voluntades junto con compra venta de tierras que se pueden buscar -junto con otra información útil- en www.medievalgenealogy.org.uk.

Pruebe diferentes grafías

Todas las áreas de la Inglaterra medieval tenían un dialecto diferente, que incluía amplias variaciones en su ortografía. Además de eso, el inglés es un híbrido de dos idiomas (anglosajón y francés) lo que significa que el mismo apellido se escribe a menudo de diferentes maneras, dependiendo de quien lo escribiera. Afortunadamente, la mayoría de las bases de datos de Reino Unido tienen la ortografía normalizada, pero si comienzan a aparecer las paredes genealógicas, trate de ser creativo y experimentar con diferentes variaciones fonéticas francesas o alemanas. Para recibir un poco de inspiración con los apellidos y la ortografía del inglés temprano eche un vistazo a The Domesday Book, censo de Guillermo el Conquistador en 1086.

El árbol genealógico de John, Duque de Lancaster -British Library-

Consulte a un experto

En la Edad Media, los registros oficiales de la Iglesia y el Estado se mantuvieron en Latin, lo que puede hacerlos difícil de leer. Incluso si Ud. puede recordar su Latín de la escuela, los registros se complican cuando aparecen abreviaturas, mala ortografía y caligrafía indescifrable. Aunque el Reino Unido ha hecho mucho por traducir sus registros, todavía quedan importantes cantidades que no están disponibles en inglés. Por suerte, los eruditos medievales son un grupo trabajador y servicial que se han ocupado de traducir los registros de la Iglesia y el Estado durante décadas.

Es probable que uno de ellos pueda ser capaz de dar en la diana. Aunque normalmente se puede encontrar la dirección de correo electrónico de un investigador en la página web de la Universidad sin muchos problemas, es importante recordar que, si bien los estudiosos están por lo general, encantados de recibir preguntas acerca de su trabajo, también por lo general están sobrecargados de trabajo durante el año de curso escolar. Si Ud. es muy específico acerca de la persona, lugar o fuente que está investigando, y se pone en contacto entre junio y agosto cuando hay vacaciones de los estudiantes, es más probable obtener la ayuda que necesita. Para conseguir tips extras en la traducción de documentos del Latin por su cuenta, puede echar un vistazo a los tutoriales para leer documentos antiguos del Archivo Nacional.

Tenga paciencia

Después de haber leído hasta este punto, se le han descubierto buenos recursos para ayudar a rastrear sus raíces que se remontarán aún más lejos de lo que podría haber pensado. Encontrar antepasados medievales sigue siendo un trabajo desafiante. Cada día, más bases de datos se están cargando y actualizando para ayudar a los eruditos y genealogistas a rastrear personas comunes y corrientes, pero googlear esto puede tomar mucho tiempo al improvisar y seguir enlaces para encontrar lo que busca. Con paciencia y quizás alguna ayuda, puede ser recompensado con una conexión que nunca esperó tener. De cualquier manera, es probable que tenga descubrimientos emocionantes sobre el fascinante mundo de la Edad Media.

 

Deje un comentario

Su dirección de email no será publicada

  • Fernando Crespo. Lardies


    junio 15, 2017

    Me gusta

  • José Amat Vidal


    junio 15, 2017

    Muy buenos consejos. Los latinos en qué páginas podemos entrar?
    Atte. J.A.

  • Cristian Alberto Zúñiga


    junio 16, 2017

    Estimados,
    Excelente artículo. El mismo concepto es aplicable para los de raíz latina.
    También observé que una de las personas que comentó tiene el apellido de uno de mis antepasados que vino de España, Galicia; a raíz del Decreto Real de 1778 de SM Carlos III.

    • Sonia Meza


      junio 17, 2017

      ¡Enhorabuena Cristian!

  • Cristina Novelo


    diciembre 5, 2017

    Santa 2017 encontrado…