Los Niños No Pueden Nacer Antes Que Sus Padres: Guía de sentido común para Novatos en Genealogía

Comentarios0

Este es un artículo de nuestra invitada Jennifer Mendelsohn. Como periodista freelance desde hace más de 20 años, el trabajo de Jennifer Mendelsohn ha aparecido en The New York Times, The Washington Post, Slate, USA Today, People, Tablet y muchos más. Es una ávida genealogista y miembro de la junta de la Sociedad de Genealogía Judía de Maryland.

Decir que la accesibilidad de los registros en Internet ha revolucionado la genealogía sería quedarse corto. No hace mucho tiempo atrás podía tomar meses o incluso varios años reunir el tipo de información que ahora se puede encontrar durante una tarde tranquila de búsqueda por Internet, tomando un café en su escritorio. Los registros de censo, certificados de nacimiento, fotografías, naturalizaciones – hay tanto disponible, a menudo con sólo pulsar una tecla.

Sin embargo, ese sencillo acceso no está exento de inconvenientes. Para los genealogistas noveles, entrar por primera vez en Internet puede ser como acercarse a una majestuosa y exquisita mesa de banquete. La buena noticia es que así es. Mucho y muy bueno. cosas. La mala noticia es que es fácil llenar demasiado el plato y terminar sintiéndose mal. Es casi – ¿me permito decirlo? como si el fácil acceso en línea lo hubiera hecho demasiado cómodo. Cuando no había tanta información disponible -cuando en realidad tenías que ir a un archivo o biblioteca para encontrar cosas- había menos oportunidades de llenar tu árbol con mala información. En estos días, hay tanto disponible que es extraordinariamente tentador succionar cada registro y el Smart Match ofrecido en línea y conectarlo a su árbol. ¡Puf! ¡Has hecho tu árbol hasta Adán y Eva!

Ojalá fuera tan fácil.

Un árbol grande con miles de personas puede parecer impresionante a primera vista, pero cuando el árbol está lleno de información poco fiable, y con gente que no está realmente relacionada contigo, no importa cuán grande sea.

¿Cómo puedes llenar tu árbol con una buena información?

Los Genealogistas Profesionales actualmente tienen normas claras sobre cómo llevan a cabo su investigación. La Biblia profesional conocida como Estándares de Genealogía, publicada por el Directorio para la Certificación de Genealogistas, establece un protocolo de cinco puntos conocido como el Criterio de Prueba Genealógica. Y si bien puede ser poco realista esperar que cada persona que trabaje en un árbol genealógico online pueda cumplir con ese estándar profesional, especialmente cuando apenas está empezando, vale la pena examinar lo que implica el Genealogical Proof Standard y cómo los principiantes pueden aprender de él.

1. Realice Una Búsqueda Razonablemente Minuciosa:

Esto significa que debes agotar -dentro de lo razonable- todas las posibilidades de encontrar la información que buscas, lo que también significa familiarizarte con los registros disponibles y dónde encontrarlos. Para el principiante de MyHeritage, es importante entender que si bien MyHeritage tiene literalmente muchos millones de registros, y está casi seguro que encontrará algo de lo que está buscando, no todos los documentos que necesita estarán en Internet.

La gente a menudo asume erróneamente que todo lo que necesita va a aparecer cuando pulsa “Buscar en todos los Registros”, lo que le lleva a cometer errores: Si una búsqueda muestra un registro que parece que podría ser el que busca, ellos asumen que debe ser “ese” porque no saben que el registro correcto simplemente no está indexado o disponible en línea todavía.

Si está buscando un certificado de nacimiento para su bisabuelo John Williams, quien usted cree que puede haber nacido en la ciudad de Nueva York en 1907, no puede sencillamente admitir que el primer certificado de nacimiento que vea con ese nombre y año es el correcto. ¡Porque podrían haber sido tres o trece o 30 John Williams nacidos en la ciudad de Nueva York ese año!. Qué información específica aparece en los registros: ¿Nombres de los padres? ¿El lugar de nacimiento de los padres? ¿La Dirección? ¿La Fecha de nacimiento? ¿Coincide con la información previamente confirmada sobre su John Williams y recomienda que se agregue un registro específico a su árbol?

2. Utilice Las Referencias De La Fuente De Manera Exacta y Precisa:

Ellis Island y otras Listas de Pasajeros de New York, 1820–1957 – Albert Einstein, MyHeritage SuperSearch™.

Simplemente, debe indicar de dónde proviene su información y utilizar fuentes fiables. Cualquiera que mire su árbol debería ser capaz de replicar su búsqueda, y encontrar la misma información de la misma fuente de la que usted lo hizo.

Para los principiantes, es crucial recordar que los árboles de otros usuarios no necesariamente cuentan como fuentes confiables. Los novatos tienden a estar un poco más ansiosos por confirmar Smart Matches con los árboles de otras personas. Tal vez esa persona ya ha hecho el trabajo pesado de dibujar algunas ramas distantes de su familia. Al confirmarlo, todas esas nuevas personas serán injertadas automáticamente en su árbol, lo cual puede ser gratificante. Pero al hacerlo, a veces significa que estás involuntariamente importando e injertando muchos errores del proceso.

Recuerde que los árboles son tan buenos como sus autores. Algunos valen la pena copiar y otros definitivamente no. Evalúe cuán buena es la información en el árbol del otro usuario – ¿Está bien documentada? ¿Es lógica? ¿Tiene el autor una conexión auténtica con la familia en cuestión, antes de ponerla por su cuenta?

3. Realice un Análisis Minucioso y Corrobore la Exactitud de las Pruebas

Aquí es donde puede ver la información que ha encontrado e interpretarla. ¿Qué tan buenas son las fuentes que tiene? ¿Cuán confiable es la información que ofrecen? ¿Cómo se obtuvo esa información y de quién? ¿Cuáles son los próximos pasos para la investigación o las conclusiones a las que ha llegado?

Si está utilizando información de un certificado de defunción, por ejemplo, piense en quién lo rellenó. Un cónyuge puede ser una fuente más confiable para obtener el nombre de los padres de su difunto compañero – a quienes ella pudo haber conocido realmente – que un hijo nacido después de su muerte. Un certificado de defunción cumplimentado por la funeraria es menos fiable que el certificado de defunción cumplimentado por un miembro de la familia. Y la información en un certificado de defunción, a menudo llenada bajo coacción por miembros de la familia afligidos, es por lo general menos confiable que la información en un certificado de nacimiento.

4. Resuelva Información Contradictoria:

Es difícil, pero todos encontramos información que no tiene sentido: en un censo, se dice que su tatarabuelo nació en Suiza en 1835; en el siguiente, dice que nació en la ciudad de Nueva York en 1838. Hay que considerar los pasos que ha dado para decidir cuál de los dos datos es más acertado que el otro -quizás sea una evidencia importante sugerir que era suizo, incluyendo, por ejemplo, un certificado de naturalización que muestra un domicilio que usted confirmó que era el de él. No se puede llegar a una conclusión creíble si no se han resuelto esos conflictos en su totalidad.

5. Incluya una Conclusión Sólida y Coherente por Escrito:

¿Cuál es el resultado de todo lo que ha encontrado? ¿Cómo llegó desde el conjunto de evidencias hasta las conclusiones alcanzadas? Los genealogistas profesionales lo unen todo. El hecho de documentar su razonamiento elimina la posibilidad de que simplemente esté dando un imprudente indicio de una idea preestablecida, o que no haya considerado en su totalidad la totalidad de la evidencia.

¿Parece el Criterio de Prueba Genealógica Desalentador? ¿Está vidriosa su mirada? Despreocúpese.

Incluso si usted no es un Genealogista Profesional y no tiene planes de convertirse en uno, una cosa simple que puede hacer mientras trabaja en su árbol es usar lo que podría llamarse el Estándar de Sentido Común: Cuando examine los registros, sea especialmente desconfiado a la hora de agregar información aparentemente poco verosímil a su árbol. Las familias, en su mayoría, suelen seguir los arquetipos del sentido común. Igual que su árbol. Claro, a veces las familias sufren circunstancias extraordinarias, pero esa es la excepción, no la regla.

Hay un principio usado en la ciencia llamado Navaja de Ockham que dice que la explicación más sencilla suele ser la más probable. Me gusta practicar algo que llamo “Genealogía Navaja de Ockham”: “Al evaluar las opciones genealógicas, hay que recordar que a menudo la respuesta menos complicada es la correcta. Eso significa que debes prestar atención a la secuencia cronológica y a la geografía básica, que en realidad no debería ser complicado.

No puedo creer que tenga que decir esto, pero después de observar muchos árboles a lo largo de los años, aquí va: Los niños no pueden nacer antes que sus padres. Y no puede emigrar a un nuevo país antes de haber nacido o cumplir el servicio militar una vez muerto. Lo sé, lo sé, es una locura, ¿verdad? Pero antes de que usted agregue a Mary Farnsworth (nacida en 1788) y Josiah William Elliott (nacido en 1785) como padres de Josiah William Elliott Jr. (nacido en 1777), deténgase y espere un momento. Simplemente no es posible.

Del mismo modo, recuerde las limitaciones de la biología humana. Un hombre no puede tener un hijo cuando tiene 10 años. Una madre no puede tener 90 años cuando da a luz, a pesar de las historias bíblicas. Los hermanos de padre y madre no pueden haber nacido con una diferencia de cuatro meses. Claro, la gente se traslada, pero normalmente no tienen hijos nacidos en tres continentes diferentes en tres años. Si Jacobo e Ida Rosenstein tuvieron hijos nacidos en Zhitomir, Ucrania en 1891,1893 y 1897 y 1899, usted debe ser escéptico sobre la idea de que su hijo Hyman nació en 1896 en Argentina, y definitivamente no debe incluir ese acontecimiento en su árbol a menos que tenga pruebas irrefutables. Y, si una evidencia importante sugiere que el año de nacimiento de alguien es 1910 o 1911, es muy poco probable que el certificado de defunción de un nacido en 1927 sea de la misma persona. Suena tonto, ¿verdad? Pero se sorprendería de cuántas veces he visto árboles con precisamente este tipo de flagrantes errores.

La gran noticia para los novatos es que MyHeritage tiene una función incorporada llamada el Verificador de Coherencia que puede eliminar muchos errores de sentido común casi sin esfuerzo. Acceda al Verificador de Coherencia desde el menú desplegable bajo “Arbol” en la página principal de MyHeritage. De forma automática indicará este tipo de errores -esposas que son 70 años más jóvenes que sus maridos, personas que viven hasta los 130 años o padres nacidos después de tener hijos- y puede corregirlos con tan sólo un clic.

Verificador de Coherencia aplicado al Arbol Familiar

Así que la próxima vez que se siente a trabajar en su árbol, trate de cambiar su forma de pensar. En vez de convertirse en un aspirador de información, succionando cada registro en su camino, piense que es un guardián de la información: Sea escéptico y no deje que ninguna información pase por esa puerta y entre en su árbol hasta que no haya hecho todo lo posible para confirmar que merece ser admitida.

Deje un comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada