La Cortina de Hierro: Resolviendo un Misterio Familiar desde hace Décadas

Comentarios4

Después de innumerables intentos de localizar a sus familiares desaparecidos en la antigua Unión Soviética, Rani Markovich asumió que nunca encontraría a sus parientes perdidos. Su abuelo se había separado de sus hermanos durante la era de la Cortina de Hierro, y todos los esfuerzos para localizarlos habían fracasado. Sus huellas habían desaparecido.

La tía de Rani, la única que podía arrojar algo de luz sobre el misterio de la familia, había desarrollado Alzheimer y cualquier información que hubiera podido compartir ya no era recuperable. Rani había llegado a un callejón sin salida.

Todo esto cambió cuando el hermano de Rani vio en una entrevista a Gilad Japhet, fundador y director ejecutivo de MyHeritage, sobre el éxito de MyHeritage en la localización de familiares perdidos. Rani se sorprendió al enterarse de que la empresa estaba dirigida por un viejo amigo. Había estado en contacto con Gilad hacía 30 años, y aunque ambos estaban muy lejos, habían sido muy buenos amigos. Rani decidió ir directamente a la fuente, y se puso en contacto con Gilad en Facebook para pedirle ayuda.

“Me encantaría que me remitiera a las personas pertinentes de su empresa, que podrían, tal vez, hacer un milagro y ayudarme a cumplir un viejo sueño que siempre pareció inalcanzable; encontrar a la familia perdida de mi abuelo, que su recuerdo sea bendecido, gracias a los diminutos fragmentos de información que tengo en mi poder.”

Rani escribió que era consciente de que esta investigación sería difícil, o casi imposible. Lo que Rani no sabía es que “imposible” ¡no aparece en el diccionario de Gilad! Este era exactamente el tipo de desafío que Gilad no podía resistir. Gilad respondió inmediatamente y pidió más detalles. Dijo que no había necesidad de remitir a Rani a otra persona de la empresa, que él mismo se encargaría de la investigación. A partir de ese momento, todo sucedió muy rápido.

Rani comenzó a contarle a Gilad toda la historia familiar que conocía, que en ese momento era muy poca. Cuando estaba estudiando en la escuela secundaria, Rani trabajó en un proyecto de árboles genealógicos de su familia hacía unos 35 años. Como parte del proyecto, grabó una entrevista con su abuelo Shabtai (Sheftel). Desafortunadamente, tanto la grabación como el árbol genealógico se perdieron durante una mudanza posterior.

El abuelo de Rani.

El abuelo de Rani, Shabtai (Sheftel) Baskin, nació en Slutsk, Bielorrusia. Era un activista sionista que fue arrestado en la década de 1920 por realizar actividades sionistas prohibidas y enviado a un Gulag en los Montes Urales. Tras su liberación, fue enviado a Stalingrado y de allí vagó a Nikopol, Ucrania. Fue en Ucrania donde nacieron sus dos hijas (la madre y la tía de Rani).

Cuando los alemanes invadieron la Unión Soviética, la familia huyó hacia el este. El abuelo de Rani era un ávido usuario de la radio, por lo que escuchó un informe de que los alemanes estaban matando judíos. Mientras viajaba hacia el este, él y su familia llegaron a Armenia. Al final de la guerra, decidió realizar su perspectiva sionista y emigrar a Israel.

Sheftel y su familia se enfrentaron a una terrible tragedia después de que su hijo Zvi fuera asesinado unas semanas después de la Guerra de Independencia israelí en 1948, poco después de que la familia hubiera emigrado a Israel. En ese momento, cambió su apellido de Baskin a Beit-Zvi para honrar a su hijo caído, Zvi.

Desde que perdió el contacto con su familia en la década de 1930, Sheftel trató de encontrar y reunirse con sus hermanos. Sheftel murió en la década de 1980 sin haber localizado ni reunido con sus hermanos. Rani quería más que nada honrar el legado de su abuelo localizando a su familia perdida.

Una foto y un nombre desconocido

Rani recordó una vieja fotografía familiar de una mujer y un niño. Su tía le dijo que su abuelo había recibido esta foto después de la guerra de manos de la viuda de uno de sus hermanos en la zona de Leningrado (San Petersburgo). Rani y su familia ya no tenían la fotografía. Se había perdido, junto con el nombre de la mujer y el niño.

Rani también señaló que en 2003 había visitado Belarús y presentado una solicitud al archivo para localizar documentos sobre la familia de su abuelo. En uno de los documentos estaba el nombre de una mujer llamada Polina Josipovna Baskina, aunque no recordaba cuál era el contexto ni quién era.

Gilad se puso a trabajar con la poca información que tenía a su disposición y trató de localizar a Polina Josipovna Baskina en las vastas bases de datos de MyHeritage. El apellido Baskina es raro, al igual que el nombre de pila Polina. La combinación de los dos nombres juntos es aún más rara aumentando las posibilidades de encontrarlos.

Escribió a Rani:

“La verdad saldrá a la luz pronto. Tenemos la posibilidad de decepcionarnos por un lado o por el otro experimentar una conexión emotiva, y este tipo de encuentros familiares me dan la motivación para hacer las cosas inusuales que hago, como trabajar en tu investigación hasta bien entrada la noche.”

Perdidos y encontrados

La extensa búsqueda de Gilad abordó el misterio desde todos los ángulos posibles, y produjo una emocionante maravilla. Encontró una referencia a Sheftel Baskin en un libro escrito por el Prof. Ziva Galili sobre la actividad sionista en la Rusia soviética. Aparentemente (y para gran asombro de Rani) los soviéticos querían tanto deshacerse de Shabtai que le habían concedido un raro visado para inmigrar a Palestina. Pero la noticia de esta visa nunca le llegó, por lo que no pudo aprovecharla.

Después de ponerse en contacto con Galili para obtener más información, buscó el material de investigación sobre el libro y localizó una grabación de tres horas de una entrevista oral con Sheftel de 1966. Rani pudo conseguir una copia y ahora tiene una inusual grabación de su abuelo entrevistado hace más de 50 años, y cuenta la fascinante historia de su vida. ¡El bebé que se oye llorar en el fondo de la grabación es el hermano mayor de Rani!

La grabación llevó a Gilad a entender que necesitaba localizar los registros de Sheftel en la KGB para obtener más información, ya que había sido interrogado por la KGB.

Gilad solicitó la ayuda de Yuri Dorn, genealogista profesional en Bielorrusia, a quien Gilad pidió que buscara los documentos pertinentes. Yuri se sumergió en los archivos y pronto logró encontrar algunos documentos. Gilad estaba encantado de escuchar que Yuri también encontró el nombre del hermano del abuelo de Rani, Boris. Incluso encontró el nombre del abuelo del abuelo de Rani y la dirección donde vivía la familia. Los alentadores hallazgos incrementaron las posibilidades de localizar a sus descendientes vivos.

Gilad escribió a Rani y le pidió que buscara cualquier documento o foto familiar que pudiera ayudar. Una semana más tarde, Rani anunció que su proyecto perdido de la escuela con árboles genealógicos ¡había sido encontrado!

“¡Tengo buenas noticias! Mis padres encontraron el proyecto del árbol genealógico que preparé en mi infancia y también la grabación de la entrevista con mi abuelo hace 30 años.”

A partir del proyecto del árbol genealógico, fue posible determinar que los nombres de los hermanos de su abuelo eran Zvi (Hirsch), Pinchas y Boris. Pinchas se había casado con una mujer llamada Fania, y tenían hijos.

Tres meses después, recibieron un gran avance. Yuri envió un correo electrónico diciendo que había encontrado los detalles de los dos hermanos de Sheftel: Pinchas y Boris, incluyendo sus direcciones. Según los resultados, Pinchas había sido deportado a la región de Novosibirsk. Boris había desaparecido durante el servicio militar.

Los hallazgos más increíbles, a los que accedió mediante un poder notarial de la madre de Rani, fueron documentos del archivo de Sheftel en la KGB que incluían singulares fotografías de él como prisionero en el Gulag. Entre los documentos se encuentran los detalles de su arresto en mayo de 1925, incluyendo fotografías y documentación de su interrogatorio por el interrogador Andreyev. Desde principios de 1922 hasta 1923 fue miembro del movimiento sionista ilegal Kadima en Slutzk y fue arrestado por tercera vez en Grozobos en Slutsk.

Un raro hallazgo: Grabación del interrogatorio del abuelo de Rani en la KGB (click para ampliar)

El expediente contenía el testimonio completo de Sheftel, en el que admitió aparentemente todo lo que tenía en su poder, incluso material impreso en hebreo. Se había negado valientemente a dar el nombre y la dirección del hombre que le entregó los materiales. En la redada también se encontraron documentos manuscritos en yiddish.

El expediente también contenía cartas enviadas por los padres de Sheftel: “Tu padre fue hoy a Moscú para solicitar un castigo más leve por la enfermedad pulmonar que sufres desde la infancia”, le escribió la madre. “Por favor, escríbanos más a menudo y cuida de tu salud.” El padre prometió hacer todo lo posible para liberarlo: “Estoy seguro de que dentro de unos meses recibirás el perdón de tu castigo. Te enviaré 10 rublos, por favor cuida tu salud.”

Unos días más tarde, Yuri les dijo a Gilad y Rani que estaban a punto de resolver el misterio.

“Hoy atrapamos un pez gordo en la red. Encontramos documentos en San Petersburgo que la familia de Pinchas, regresó a Leningrado. En octubre de 1944 su esposa Faina y sus dos hijas, Galina y Tatiana, regresaron a San Petersburgo.”

Localizó la tumba de Pinchas y encontró en los registros del cementerio que fue una mujer llamada Galina Petrovna Linnik quien organizó el entierro. La dirección de Galina, que aparecía en los registros del cementerio, era la misma que la del registro de una tarjeta de inmigración que Yuri había localizado. Gilad asumió que Galina era hija de Pinchas y que podría haber emigrado a los Estados Unidos o a Israel a lo largo de los años.

Visto por última vez en 1961, en San Petersburgo, Rusia, Gilad no estaba seguro de cómo se las arreglaría para encontrar a Galina. La buscó y no pudo localizarla. Decidió probar suerte en Facebook. Galina tendría hoy más de 80 años, así que sería un hallazgo afortunado. Gilad escribió su nombre, y cientos de Galina Linniks lo observaban, algunos en ruso y otros en inglés. Como sólo lo haría un genealogista testarudo, Gilad revisó minuciosamente cada perfil de mujeres que estarían en ese grupo de edad, una por una, hasta que – ¡Bingo! Encontró una Galina Linnik de aspecto más viejo de San Petersburgo, que ahora vivía en Columbus, Indiana. Cuando Gilad recorrió su página de Facebook, vio que ella mencionaba nombres que le eran familiares. ¡Había encontrado por fin a la sobrina del abuelo de Rani!

Galina Linnik's Facebook Profile.

Perfile de Facebook de Galina Linnik.

El 9 de Noviembre, Gilad le dijo a Rani que la búsqueda había terminado:

“Localizamos a tu familia perdida. Galina y Tatiana dejaron Rusia y emigraron a los Estados Unidos. Encontré a una mujer llamada Galina Linnik en Facebook, quien dijo que había nacido en San Petersburgo y ahora vive en Columbus, Indiana. En otra búsqueda encontré a Tatiana que murió en 2014. Tiene un hijo llamado Michael y su marido, Paul. ¡Bingo! Los encontramos en los Estados Unidos. Tatiana falleció pero dejó atrás una familia, y Galina sigue viva.”

Un reencuentro emotivo

Aproximadamente seis meses después de pedirle ayuda a su amigo Gilad, Rani y sus padres llegaron a las oficinas de MyHeritage por primera vez para hacer una videollamada con su nueva familia. Rani y sus padres hablaron con Galina, la hija de Pinchas, y su hijo Paul. Intercambiaron historias y experiencias.

La rama israelí de la familia visitó Galina en los Estados Unidos. Vea su emotiva reunión aquí:

Rani no podía creer lo que habían logrado.

“No imaginábamos que sería posible encontrarlos después de tantos años de búsqueda. Pero lo increíble sucedió y estamos aquí sentados hablando con ellos.”

Rani contempla esta foto, que contiene una fotografía de su abuelo y la de uno de los hermanos de su abuelo, Pinchas, como la foto de su victoria. Rani escribió las siguientes emotivas palabras:

“Calculo que estas dos pequeñas fotos ovaladas fueron tomadas más o menos al mismo tiempo, hace más de un siglo, en 1915. Desde entonces, han pasado separadamente con sus dueños las guerras mundiales, la revolución bolchevique, los arrestos, más arrestos y deportaciones, un prolongado ataque sin piedad, hambre severa, enfermedades, una cortina de hierro comunista, un viaje de ida y vuelta en aras de la inmigración a Israel, guerras de liberación e independencia, duelo y emigración a dos continentes diferentes. Hasta que se unieron de nuevo en un símbolo común de victoria”

Por primera vez desde que la familia fue separada en la década de 1930, la familia Markovich tuvo una sensación de cierre. Su historia de separación y el misterio que duró décadas fue finalmente resuelto.

Deje un comentario

Su dirección de email no será publicada

  • Juan


    septiembre 3, 2018

    ¿La cortina de hierro??? ¿No será el Telón de Acero? Menudas traducciones.

    • Sonia Meza


      septiembre 5, 2018

      ¡Hola Juan! Gracias por tu comentario, dejo aquí un artículo para que puedas leer un poco más acerca del término utilizado y veas que se utiliza ambos términos en español, MyHeritage Español es para todos los usuarios de habla hispana, incluso los del otro lado del charco, que por cierto, son muchísimos. Saludos 😉

  • Ale


    septiembre 4, 2018

    Maravillosas historias de reencuentros.

  • Graciela E.Medina


    septiembre 4, 2018

    hermosas historias verídicas y emociona saber que se han reencontrado con sus antepasados y parientes vivos felicitaciones a My Heritage por su gran tarea de buscar los lazos familiares