Éxito de DNA Quest: ¡Hermanos de Nueva Zelanda se reúnen por primera vez!

Comentarios

En marzo de 2018, lanzamos DNA Quest, una iniciativa sin fines de lucro para ayudar a los adoptados y a sus familias biológicas a reunirse a través de pruebas genéticas. La respuesta al proyecto fue increíble. Los usuarios de MyHeritage pusieron su corazón en nuestras manos con sus historias de búsqueda y sus esperanzas para el futuro, incluyendo el reencuentro y la unidad. Proporcionamos miles de kits de ADN gratuitos de MyHeritage a los participantes que reunían los requisitos.

Estamos muy contentos de poder presentarles una de las muchas reuniones que han cambiado sus vidas como resultado de DNA Quest. Sin la ayuda de esta importante iniciativa, los dos hermanos Susan y Terry, ambos neozelandeses, que viven a una hora de distancia uno del otro, podrían haber estado años sin saber que el otro existía.

Mira el emocionante momento en que se conocieron aquí:

Solicitud de DNA Quest

Cuando Susan Butler, de 52 años, de Te Puke, Nueva Zelanda, solicitó DNA Quest a principios de este año, no quiso ilusionarse demasiado. Originalmente había mirado DNA Quest, no para ella misma, sino para Judy, la madre de su cuñada, de unos 70 años, que no sabe nada de su familia biológica. Susan decidió probarlo por su cuenta también.

Aunque Susan había conocido tanto a su madre biológica, ya fallecida, como a su padre biológico, con quien está en contacto actualmente, las preguntas continuaron. Ella creía que su padre tenía más hijos. Se preguntó si tenía hermanos desconocidos en algún lugar del mundo.

Realmente no esperaba encontrar nada nuevo, sólo descubrir mi origen étnico

Resultados Sorprendentes

Al recibir los resultados de su ADN de MyHeritage, Susan descubrió que tenía una coincidencia muy estrecha con un hombre del que nunca había oído hablar, Terry Smith. Inmediatamente llamó a su padre biológico Bruce para ver si el nombre le sonaba familiar. Él no reconocía ese nombre.

Susan envió un mensaje a 15 diferentes Terry Smiths a través de un mensaje de facebook preguntando si ellos se habían hecho una prueba de ADN el año pasado. Al día siguiente, recibió una respuesta de Terry Smith, de 51 años, en Whakatane, Nueva Zelanda, diciendo que se había hecho una prueba de ADN el año pasado y había subido sus resultados a MyHeritage. Terry quería ver si una prueba de ADN le ayudaría a encontrar a su padre biológico porque su madre le ocultaba el nombre de su padre.

Le pregunté cuántos años tenía y cuando me dijo que tenía 51, ¡supe que muy probablemente era mi hermano!

Después de enterarse del nombre de la madre de Terry, Susan llamó a Bruce para ver si recordaba a la madre de Terry.

Confirmó que se trataba de una persona con la que había estado una vez, ¡así que descubrió que tenía un hijo!

La madre de Terry nunca le había dicho a su padre que estaba embarazada, así que hubo sorpresas en ambas partes. No sólo Susan conoció a un medio hermano por primera vez, sino que padre e hijo, Bruce y Terry, también se quedaron sorprendidos de conocerse entre ellos.

La Reunión

Fue muy emotivo para Susan y Terry cuando hablaron por teléfono por primera vez. Aceptaron reunirse lo antes posible, lo cual fue bastante sencillo ya que Terry vive a sólo 40 minutos de Susan y a 30 minutos de su padre Bruce. Sin perder el tiempo, todos se reunieron al día siguiente.

Definitivamente podríamos decir que nuestros rostros son idénticos.

Susan and Bruce meet with Terry for the first time.

Susan y Bruce se encuentran con Terry (derecha) por primera vez.

Tanto Susan como Terry se sienten bendecidos de tener esta oportunidad de descubrir a su familia biológica. Les ha cambiado la vida de una manera que no podían imaginar.

Dice Susan:

Se lo agradecemos mucho, por mi parte, mi hermano Terry y mi padre Bruce, y nos sentimos bendecidos. Ha sido increíble descubrir que tenía un hermano. Para Terry también, esto ha llenado un gran vacío en su vida. Estoy muy contenta de decir que él y nuestro padre Bruce ya están estableciendo una estrecha relación.

Terry and Susan, meeting for the first time.

Terry y Susan se conocen.

Terry no podía creer que después de 51 años, finalmente había conocido a su padre y a su hermana.

Para mí, haber encontrado a nuestra hermana y a mi padre, es algo grande. Cincuenta y un años sin padre y, de repente, tengo una familia completa. Acaba de cambiar mi vida.

El New Zealand Herald recientemente cubrió la emocionante historia de Susan y Terry. Miles de personas han participado en DNA Quest, y en las próximas semanas, esperamos poder compartir más historias de reuniones familiares gracias a esta increíble iniciativa.

Deje un comentario

Su dirección de email no será publicada