Haz feliz a alguien: Habla de Historia Familiar

Comentarios

Schelly Talalay Dardashti es Asesora de Genealogía de Estados Unidos para MyHeritage

Durante el último año lleno de conferencias y viajes, recordé más de una vez que crear contactos, hacer preguntas y hablar de tradiciones puede producir valiosa información sobre nuestra historia familiar: ¡Habla sobre Historia Familiar!

Me gusta pensar en la genealogía como un paseo por un largo pasillo, flanqueado por muchas habitaciones a cada lado. Algunas puertas se abren fácilmente, ofreciendo mucha información. Otras puertas no se pueden abrir inmediatamente y debemos esperaque, con el tiempo, podamos encontrar las llaves que abren esas cerraduras. Siempre es una aventura lo que podemos aprender.

Después de reencontrarme con alguien que conocí en California y que ahora estaba en Nueva Jersey, me di cuenta de la vinculación de la familia de su esposo con una pequeña comunidad, ahora en las afueras de una ciudad más grande tenía que ver con mi familia. Mi propia familia tenía una relación desde hace mucho tiempo con la misma comunidad cuando era mucho, mucho más pequeña y más rural.

La hermana de mi bisabuela y su esposo se habían establecido en ese pequeño pueblo poco después de su llegada en 1905, aunque mi bisabuela y su familia vivían en la cercana gran ciudad de Newark.

Me arriesgué y pregunté si el marido de la mujer, cuya familia había vivido allí desde principios del siglo XX, podía conocer a mis parientes. ¡Fue emocionante saber que mi tía bisabuela había sido la niñera de su esposo!

Nunca había conocido a la hermana de mi bisabuela, pero conocía a su hijo y su esposa. Me enteré por el marido de que ambos habían muerto en los últimos años, pero espero comunicarme con su hija pronto.

A veces la gente tiene una idea errónea sobre cómo obtener información familiar, porque quieren todo hecho. Pienso que se trata simplemente de ser amigable y de interesarse genuinamente por la gente de la que necesitamos obtener información y de la que no.

Cuando yo trabajaba como periodista, siempre intentaba utilizar preguntas sobre los antecedentes familiares cuando se me encomendaba una entrevista. A pesar de los frecuentes recordatorios de un editor de que “no todo tiene que ver con la historia familiar” yo no cejaba en mi empeño.

No estaba de acuerdo, y todavía no lo estoy con la opinión de este editor, ya que creo que las preguntas sobre historia familiar son una herramienta de entrevista importante para romper el hielo y conectar con el entrevistado.

Todo el mundo siempre quiere hablar de su familia, ya sea que conozcan los detalles o no. De esta manera he hecho algunas conexiones muy interesantes, y creo que se sumaron a la historia que estaba escribiendo.

Además del incidente inicial detallado en este post, también hablé de la historia familiar en general. “Sabemos todo sobre la vida de nuestra familia”, me sorprendió ella.

Estoy segura de que estaba realmente convencida de que sabía todo sobre la historia familiar. Sin embargo, como genealogista, aposté a que se podría descubrir mucho más.

Después de estudiar los apellidos y las ciudades, y de pasar no mucho tiempo en línea he reunido un documento de 22 páginas con muchos detalles sobre ambos lados de su familia.

Sólo un ejemplo: Descubrí el registro de la llegada de la bisabuela de su marido a Filadelfia para reunirse con su hijo (el abuelo de su esposo). Su familia nunca supo que había vivido allí, ¡así que fue una sorpresa! Había registros de llegadas con información detallada, registros del censo y muchos otros tipos de documentos que ofrecían información adicional.

En cuanto a su familia, descubrí grandes cantidades de información en los registros polacos – registros de nacimientos, defunciones, matrimonios – que ciertamente han contribuido a completar la historia de su familia.

Fue un gran entrenamiento para mí. No fue una tarea difícil e hizo feliz a la gente, aumentó su conocimiento de sus antepasados y generó interés en registrar su historia familiar.

Hasta ahora, esta investigación inicial sólo implicaba cortar y pegar documentos y registros en un archivo de texto, mientras examinaba otros recursos para una investigación adicional, y conservo los apellidos frente a mí para verificarlos.

Por supuesto, ayudó que los apellidos no fueran muy comunes.

En el caso de la mujer, mi investigación en Polonia reveló que las familias de su padre y de su madre habían vivido en las mismas ciudades más o menos al mismo tiempo a lo largo de los años, lo que incrementó la posibilidad de que ambos se conocieran y se casaran en algún momento allí.

Como dato de interés adicional, resulta que la familia del marido procede de un lugar no muy lejos de la ciudad de mi bisabuelo en Bielorrusia.

Si continuara con esta investigación, ¿no sería interesante si pudiera conectar a estas familias de alguna manera?

La moraleja de esta historia: Haz feliz a alguien. Ayúdalos a comenzar. Usa lo que sabes y puedes descubrir para ayudarles a conocer su propia historia familiar. A lo largo del camino, perfeccionarás tus propias habilidades y capacidad de investigación, a la vez que animas a otros a aceptar el reto.

¿Has ayudado a alguien de una manera tan casual? Espero con interés escuchar sus experiencias.

Deje un comentario

Su dirección de email no será publicada