MyHeritage Reúne a una Hija con un Padre que desconocía su existencia

MyHeritage Reúne a una Hija con un Padre que desconocía su existencia

Comentarios

Cuando Seraine Danner tuvo 7 años de edad, aprendió algo muy importante: que el hombre que había conocido como su padre, no era su padre biológico. Después de casi 10 años de búsqueda, una coincidencia de ADN en MyHeritage finalmente la llevó a su padre biológico, y los dos se conocieron recientemente por primera vez.

Mira su emotivo reencuentro a continuación:

Seraine comenzó a buscar activamente a su padre a los 15 años. «Mi madre me dio algunos nombres que pensó que podrían ser de él, pero no estaba segura», dice Seraine. «Así que intenté hacer toda mi investigación sobre el tema, pero no me llevó a ninguna parte, porque ¿cómo iba a saberlo?»

Hace unos años, Seraine se hizo una prueba de ADN de MyHeritage y obtuvo una coincidencia con un primo de segunda generación. Decidió no seguir adelante con ello porque temía que no respondieran.

Pero entonces, no hace mucho, esa persona le envió un mensaje con una lista de nombres de la familia. «Traté de averiguar cómo estamos relacionados, pero no estaba familiarizada con ninguno de estos nombres», dice Seraine. Entonces se le ocurrió que tal vez esta coincidencia era del lado de su padre desconocido. Así que le dio al primo una lista de nombres que su madre le había dado y que podrían haber sido los de su padre. Uno de esos nombres – Vincent Lipski – llamó mucho la atención. «Ella dijo que él era en realidad su primo», recuerda Seraine. «Yo estaba como, ‘Oh Dios mío – eso significa que es mi padre!»

El primo le dio a Seraine los nombres de los hermanos de su padre biológico, y se puso en contacto con uno de ellos en Facebook. Su hermana se las arregló para conectar a Seraine con Vincent. «Me llamó unos días después, y hemos hablado todos los días desde entonces.»

La noticia fue un gran shock para Vincent. No tenía ni idea de que había sido el padre en otra ocasión. «Una vez que oyó hablar de mí, se quedó boquiabierto», dice Seraine. «Le llevó un día y medio procesarlo. No tenía ni idea.»

«Definitivamente es un proceso», dice Seraine, «pero estoy súper emocionada. Mi padre biológico es una persona muy dulce. Y sabes, pienso que tomarme el tiempo para hablar con él y conocerlo, realmente no podría pedir encontrar un mejor padre biológico. Es un hombre tan agradable».

Vincent de niño (izquierda), y Seraine de niña (derecha)

«Tenía miedo de que una vez que lo encontrara, sería una mala persona o algo así», admite Seraine. «Pero en realidad es una de las personas más dulces, y ha sufrido mucho. Está tan emocionado por conocerme y por todo lo demás. Él me dice: «¡Ahora tengo mi propia hija!»

Deje un comentario

Su dirección de email no será publicada