Genealogía de los Reyes de España: ¿Tienes Sangre de la Realeza?

Genealogía de los Reyes de España: ¿Tienes Sangre de la Realeza?

La Casa Real española es una de las más antiguas y conocidas en todo el mundo. Detrás de los actuales reyes Don Felipe VI y Doña Letizia podemos encontrarnos con un árbol genealógico que se remonta, si nos ceñimos solamente a la dinastía de los Borbones, hasta Felipe V, Duque de Anjou (1683-1746), pero que en realidad tiene su punto de partida en los reyes Isabel I de Castilla (1451-1504) y Fernando II de Aragón (1452-1516), los Reyes Católicos. ¿Has probado a ingresar el apellido Borbón en la página de búsquedas de MyHeritage

La Genealogía de los Reyes de España implica, también, más de quinientos años de reyes y reinas que encarnaron la monarquía con mayor o menor fortuna. Muchos han soñado con enlazar sus propios árboles genealógicos con uno o más miembros de la Casa Real española y, si bien no es frecuente encontrar esa clase de vínculos en nuestros árboles, desde luego está lejos de ser imposible. 

Siglos atrás, las ramas del árbol familiar de la Corona española se extendían, como en otras casas reales europeas, en entornos muy determinados, principalmente el de la nobleza, el militar, el empresarial y en ocasiones el eclesiástico.

Pero desde hace ya muchas décadas, la vida social de la realeza española y europea ha sido mucho menos rígida de lo que era hace siglos, por lo que se puede encontrar parentescos reales en ámbitos muy dispares, lejos de la nobleza o los militares. Es cada vez más frecuente que príncipes y princesas herederos de un trono se casen con personas totalmente ajenas a la realeza. 

Los Reyes de España: Letizia y Felipe VI. Créditos imagen: wikimedia

Como casos especialmente populares, la misma reina Letizia era una periodista cuando contrajo matrimonio en 2004 con el entonces príncipe Felipe, el príncipe Harry de Inglaterra se desposó con la actriz Meghan Markle y actriz era también la recordada Grace Kelly cuando se casó con Rainiero de Mónaco.

En cualquier caso, si tienes el pálpito de que tu árbol familiar está relacionado en algún grado con alguna monarquía europea, escuchabas historias en la familia acerca de un pariente con sangre real o simplemente te gustaría investigar el tema, vamos a ofrecerte una serie de consejos para que sepas cómo y dónde empezar a buscar entre los miles de millones de registros que tenemos en MyHeritage.

En primer lugar, vamos a darte una serie de pequeñas alegrías. Si buscas sangre real en tu genealogía, es relativamente fácil que antes o después aparezca. Es una simple cuestión de cifras, y las cuentas inclinan la balanza a tu favor. Porque cada generación que vayas atrás en tu árbol duplica el número de antepasados. Y cuando hablamos de genealogía europea, retroceder hasta 500 o 600 años no es muy complicado. 

De hecho Joseph Chang, un estadista de Yale, calculó que si dos seres humanos cualquiera se remontan 900 años atrás en su árbol, ambos tendrán al menos un ancestro en común. Y de nuevo aquí España y Europa juega con ventaja: 600 años bastan para encontrar el antepasado coincidente. 

Hay otros datos interesantes: en un centro de genealogía de ADN de Zurich, iGENEA, reconstruyeron el ADN del faraón Tutankamón y se encontraron con algo sorprendente: la mitad de los habitantes de Europa Occidental están relacionados con él. Imagina, por tanto, si hablamos de un monarca o un líder de siglos atrás de la propia Europa Occidental…

Estatua de Tutankamón en Karnak. Créditos imagen: wikimedia

Las bases de datos de MyHeritage más apropiadas para encontrar esta información son aquellas que contienen registros históricos, militares, testamentos, registros notariales o expedientes de limpieza de sangre. Los ciudadanos ‘de a pie’ dejaban su impronta en otra clase de documentos como los registros parroquiales, los censos y, más recientemente, los registros civiles.   

La familia real española es la única de Europa que utiliza su apellido, Borbón. El resto sitúan el nombre de su país tras el nombre: Isabel II de Inglaterra, Constantino de Grecia… Si quieres buscar entre la genealogía de los monarcas españoles, este es el primer apellido a investigar, por supuesto con sus ramificaciones. 

Si consideras que en cada generación de la genealogía de la familia real se encuentran muchos más apellidos que el de Borbón, verás cómo la lista de posibilidades es bastante grande. Sin ir más lejos, solo en la familia real española actual se encuentran apellidos como Urdangarín, Marichalar, Ortiz o Rocasolano… pero encontrar lazos de sangre no significa necesariamente limitarse a los parentescos directos o evitar los vínculos de familia política.  

Tómatelo como un juego, un desafío que puede hacerte pasar ratos muy agradables y ¡quién sabe! tal vez proporcionarte hallazgos sorprendentes e incluso hacer crecer tu árbol genealógico. Lo que sí está claro es que difícilmente será una investigación de una sola tarde, pero también será apasionante y repleta de historia. Y ya sabes que en MyHeritage cuentas con 15,6 mil millones de registros donde buscar. ¿Estarán entre ellos los vínculos que te conectan con la realeza? 

¡Suerte y disfruta de la apasionante investigación genealógica!