La Creación de Europa: 5 Acontecimientos Importantes

Comentarios0

Este es un artículo presentado por Andrew Koch, editor y productor de contenido de FamilyTreeMagazine.com.Además de las versiones impresas y digitales de la revista Family Tree Magazine, él y un equipo de editores publican libros de genealogía, webinars y cursos en Internet.

Aceptémoslo. Mucha gente piensa que la historia es muy aburrida. Investigar a nuestros propios antepasados es una cosa, pero ¿por qué deberíamos preocuparnos por guerras centenarias y reyes muertos hace mucho tiempo? La historia europea -con sus monarcas y sus confusos cambios fronterizos- es especialmente ardua.

Pero aquellos de nosotros con raíces europeas tenemos una razón importante para investigar la historia del continente: el país en el que se encontraba la ciudad natal de nuestros antepasados afecta a la actualidad. Y lo que es más importante, los grandes trazos de la historia europea pueden ayudarnos a comprender mejor la vida y las sociedades de nuestros antepasados-incluyendo por qué han emigrado.

Afortunadamente para los genealogistas, no necesitamos conocer mucha historia europea para arreglárnoslas. Mientras trabajaba en nuestro atlas,”The Family Tree Historical Maps Book: Europe”(Libro de Mapas Históricos del Árbol Familiar: Europa), junté los eventos clave de la historia europea que cambiaron las fronteras políticas del Continente. En este artículo, compartiré los cinco acontecimientos históricos más importantes que conformaron el mapa de Europa y también la vida de las personas que vivieron allí.

Este mapa muestra Europa en 1823, poco después del Congreso de Viena. [Colección de mapas David Rumsey]
Paz de Westfalia (1648)

La Guerra de los Treinta Años es un largo conflicto europeo. En resumen: Una discusión entre protestantes y católicos en el Sacro Imperio Romano estalló en una guerra continental, con austríacos y españoles luchando contra Francia, Inglaterra, Suecia y otros países. En la Paz de Westfalia (que puso fin a la mayor parte de los combates), el Sacro Imperio Romano perdió territorio y su poder se descentralizó, mientras que Suiza y la República Holandesa obtuvieron la independencia. Dado que muchos registros de Genealogía comienzan en el siglo XVII, los límites establecidos por la Paz de Westfalia pueden servir como un punto de partida útil para empezar a buscar documentos.

La División de Polonia (1772-1795)

Con la Política de Polonia en desorden, Prusia, Austria y Rusia conspiraron para despojar a la Mancomunidad Polaco-Lituana de su territorio. Como resultado, Polonia perdió tierras en tres conquistas entre esos países en 1772,1793 y 1795. La tercera división borró efectivamente a Polonia del mapa, y los polacos no volverían a tener un estado soberano hasta después de la Primera Guerra Mundial. Aquellos con ascendencia Prusiana, Alemana y Austríaca (además de aquellos con ancestros polacos) pueden beneficiarse de los mapas de este periodo de tiempo y los posteriores.

El Congreso de Vienna (1815)

Napoleón Bonaparte conquistó gran parte de Europa Central a principios de 1800, y los límites europeos debían ser restablecidos después de su derrota. Las victoriosas potencias europeas redibujaron muchas fronteras para controlar a Francia y, con suerte, garantizar la paz futura. Según el tratado, Francia recuperó sus fronteras anteriores a las guerras napoleónicas, y el Consejo cedió (o devolvió) importantes extensiones de tierra a Prusia, Austria y Rusia. Varias de las ciudades-estado alemanas e italianas se consolidaron o fusionaron, despertando también la atención de esas etnias en las naciones unificadas. Los Países Bajos recuperaron su independencia (junto con Bélgica, que se independizó en 1830), y Dinamarca perdió Noruega frente a Suecia. En particular, el Congreso también creó la Confederación Alemana (una liga de estados alemanes independientes) y el Congreso del Reino de Polonia, de propiedad rusa y semiautónomo.

La Unificación de Italia (1861) y Alemania (1871)

Después de las Guerras Napoleónicas y las Revoluciones de 1848, el nacionalismo recorrió Europa. Esto motivó a algunos residentes de las distintas ciudades-estado italianas y alemanas a fundar nuevos países: el Reino de Italia en 1861 y el Imperio Alemán en 1871. Los dos movimientos compartían algunas similitudes, cada uno de ellos reuniéndose en torno a líderes fuertes de las ciudades-estado más prominentes (Victor Emmanuel II y Giuseppe Garibaldi del Reino de Cerdeña en Italia, y Guillermo I y Otto von Bismarck de Prusia en Alemania). La unificación es un año “límite” importante para quienes investigan estos países, ya que todos los registros antes de la unificación se guardaban a nivel local.

El Tratado de Versalles (1919)

La Gran Guerra devastó a Europa, y sus vencedores prometieron crear una nueva estructura de poder que evitaría que se volviera a producir semejante desastre. El Imperio Austro-Húngaro, una de las Potencias Centrales, fue disuelto en varios nuevos países: Austria, Hungría, Checoslovaquia y Yugoslavia. Culpada por instigar la guerra, Alemania perdió enormes extensiones de tierra, incluso a manos de un nuevo estado polaco. Si usted tiene antepasados que vivieron o emigraron de Europa durante el período de transición o poco después del estallido de la Segunda Guerra Mundial, preste especial atención a los mapas de esta época.

Su investigación histórica no debería terminar aquí. Una vez que haya determinado dónde vivían sus ancestros, estudie la historia de la región para conocer quién estaba en el poder y dónde se guardan los registros de la época de sus ancestros.

Deje un comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada