Proyecto: 5 Actividades de Navidad con niños

Comentarios1

Crecí lejos de la familia. La distancia geográfica y las diferencias afectivas marcadas por antiguas rencillas separaban a los familiares cercanos de estas fiestas. Como es natural en los niños, sentía la necesidad de decir más frecuentemente tía, abuelo o primos y saberme parte de ellos. Estar “en familia” y no con amigos de la familia a quiénes por respeto, se me invitaba a llamarlos tío o tía.

La distancia hizo también que perdiera parte de mi identidad.

¿Realmente de dónde soy? Me preguntaba a menudo. Desde el punto de vista filosófico podía parecer interesante, pero desde el punto de vista del arraigo, resultaba doloroso.

La Historia Familiar me ayudó a recuperar raíces, rostros, amor. En este tratar de contagiar este sentimiento de pertenencia, veo a la Navidad como una época preciosa para recuperar momentos mágicos. Mostrar la vida de otras personas, tan cercanas, pero sin embargo poco conocidas que pasaron por dificultades o vivieron historias risueñas como nos pasa también a nosotros cotidianamente.

Estas son algunas ideas para que sus hijos o nietos pueden tener un acercamiento con la familia y los antepasados:

Calendario Familiar de Adviento: Desde el 1 y hasta el 24 de diciembre descubrir la foto de un familiar dentro de un vaso desechable y después de dar algunas pistas preguntar de quién se trata. Para el día 25 de diciembre puede haber la fotografía de un bebé pequeño de la familia o alguien que todos conocen y para el que no es necesario utilizar pistas. Esto ayudará a conectar a la familia con sus antepasados.

 

    Créditos imagen: mamamimoses.blogspot.com.es

Árbol Navideño y Genealógico: Imprimir imágenes de los antepasados y otros familiares. Colocarlas dentro de bolas transparentes. Para situarlas en las ramas podemos hacerlo por jerarquía, es decir, los mas pequeños de la familia en el lugar más bajo. También podemos aprovechar para rescatar alguna anécdota y contarla según pasen los días.

Pinterest

Recetas Familiares de Fiesta: No hablamos tanto de una recopilación de recetas como de “cocinar juntos”. A los niños les encanta amasar y modelar. Entendemos que esto puede generar un pequeño caos de harina y mantequilla, pero valdrá la pena la experiencia. Si es una receta muy complicada, seleccione partes en las que ellos pueden ayudar.

Mapa Familiar: Comprar un mapa y algunos alfileres para ir marcando donde han vivido o viven nuestros familiares. En el extremo del alfiler puede colocar pequeñas notas sobre el lugar donde vivieron y también buscar alguna historia sobre los lugares curiosos o los que Ud. recuerda como niño en las reuniones familiares. Tal vez podría hablar de las tradiciones navideñas que tenía cada grupo familiar.

Entrevista Navideña: Sorprenda a los mayores de la familia y pregúnteles como era la Navidad de su infancia. Luego, valiéndose de imágenes y las grabaciones recopiladas realice una presentación o vídeo para mostrar el 25 de diciembre.

Después de realizadas estas actividades descubrirá el amor que comparten entre todos y los recuerdos que hacen de esta época una especial.

¿Hay mejor regalo que los recuerdos felices heredados a sus hijos o nietos? Algo que ellos también podrán compartir cuando llegue el momento de pasarlo a la próxima generación.

Terminamos con esta frase atribuída a Freya Stark:

“La Navidad no es un acontecimiento, sino una parte de su hogar que uno lleva siempre en el corazón”.

¿Tiene alguna otra actividad ideal para esta época? ¡Cuéntenos en los comentarios!

Deje un comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada

  • Hilda Muñoz Cruz


    diciembre 4, 2017

    Qué hermosos detalles e ideas muy especiales…hermosa ocasión para que los nietos puedan conocer a sus bisabuelos…y que siempre estarán presente en la Navidad que une la Familia. Felicitaciones