¿Cómo era la vida hace cien años?

¿Cómo era la vida hace cien años?

Comentarios15

Aunque nosotros, como genealogistas, conocemos con algún detalle la vida de nuestros antepasados, tenemos también algunas dificultades a la hora de imaginar cómo era su vida. ¿Cuáles eran sus mayores dificultades? ¿Qué hábitos y costumbres tenían? ¿Era la vida de antes más fácil que la actual?

La compañía teatral de Del Tura, en Florida, compuso una lista muy interesante sobre la vida en Norteamérica hace cien años. Al repasar algunos de los elementos de la lista, sorprende ver cómo han cambiado las cosas en todo este tiempo.

Brooklyn 1916 (Fuente: Library of Congress)

Destacamos a continuación algunos elementos de la lista. ¿Cuál es el que le resulta más sorprendente? ¡Coméntenos!

  • La expectativa de vida media de los hombres era de apenas 47 años

  • El combustible para coches se vendía en farmacias.

  • El 14% de las familias poseía una bañera.

  • Apenas el 8% de los hogares contaba con un teléfono.

  • El edificio más alto del mundo era la Torre Eiffel.

  • Los trabajadores norteamericanos ganaban de media entre 200 y 400 dólares anuales.

  • Más del 95% de los partos tenían lugar en casa.

  • Medio kilo de azúcar costaba 4 centavos de dólar, una docena de huevos 14 centavos y medio kilo de café 15 centavos.

  • La mayoría de mujeres se lavaba el pelo una vez al mes, usando bórax o yemas de huevo.

  • Las Vegas, en Nevada, tenía 30 habitantes.

  • Aún no se habían inventado los crucigramas, las latas de cerveza o el té helado.

  • No había ni día del padre ni día de la madre.

  • Canadá aprobó una ley por la cual se prohibía la entrada en el país a los pobres.

  • El 90% de los médicos no tenía educación universitaria.

Los detalles sobre la vida de nuestros antepasados nos da una idea más precisa de cómo eran sus vidas. Descubra más sobre la vida de sus antepasados en SuperSearch de MyHeritage.

Deje un comentario

Su dirección de email no será publicada

  • Ricardo Aguilar Pomar


    junio 21, 2016

    ¡Ah,que tiempos aquellos! Por fortuna nuestra no los vivimos. No todo tiempo pasado fue mejor, prefiero este que he vivido los últimos 80 años.

  • Olga Cecilia Restrepo correa


    junio 21, 2016

    Gracias por esta bella informacion

  • ana maría fiadino


    junio 21, 2016

    Me encanta . Mi abuela consultaba un libro que guardo con cariño que se llama ” El consejero Social ” en el consultaba como conducirse en cada situación. Desde servir una mesa hasta caminar por la vereda en compañía.

  • Hiram Barboza


    junio 21, 2016

    No es fácil imaginar la vida diaria de nuestros padres y abuelos; en mi país las condiciones no eran muy fáciles en aquel entonces.

  • Ana Cabrera


    junio 21, 2016

    Me gustaría saber cómo hacían para lavarse el cabello con yema de huevo. Una tía mía lo hacía y cuando falleció con más de 70 años hace ya unos 29 años, tenía una cabellera abundante y hermosa.

  • Manuel


    junio 22, 2016

    100 años antes de hoy

  • Manuel


    junio 22, 2016

    Antes todo era más hermoso

  • Ramon olivas


    junio 22, 2016

    Que Vida tan dificil y

    Maravillosa

  • Ma Virginia


    junio 22, 2016

    todo me parece increible, algunas cosas muy dificiles de poder vivir ahora como el que los medicos no tenias educacion universitaria. Como entonces curaban a la gente?

  • Manuel Da Silva


    junio 22, 2016

    Excelente artículo. Por lo que conocí al escuchar las historias de mi madre, sobre la vida fuera de la ciudad -en el campo-, NO existía médicos; la educación más avanzada llegaba a 3 año y era impartida por una profesora: dos días a la semana para grado 1, otros 2 días para grado 2 y el último día para grado 3. Se aprendía a leer, los números, escritura del nombre, las palabras papá, mamá y hermana o hermano, el nombre del pueblo y el lugar del país en que se vivía. El trabajo era muy duro y gratis, si ibas a otra finca te daban desayuno, almuerzo y una hogaza de pan para la comida

  • Graciela Torlaschi


    junio 22, 2016

    Muy interesante.
    Gracias.

  • Carlos Septien


    junio 23, 2016

    Seria interesante realizar una investigacion iconografica sobre la vida en el pasado. ¿habra fotografias de cocinas, baños, alcobas, parques?

    • Sonia Meza


      julio 9, 2016

      Carlos, si encuentras fotografías o alguna investigación compártela con nosotros. ¡Será un placer difundirlo! Seguramente en museos etnográficos puedan tener material. Saludos 🙂

  • Emmanuel Oswaldo Guevara Tisnado


    junio 24, 2016

    Muy buena reseña, pero me gustaría saber como era en México.

  • edith celsa calonge leon


    julio 6, 2016

    yo soy del Perú, hace 100 años no había televisión, las novelas se escuchaban por radio, se leía mucho en los puestos de periódico vendian las novelas por capítulos que todos esperaban con ansias (eso me contaba mi mamá) las novelas eran libros famosos como, el” Doctor Dostochesque, Resurección, Los Hnos Caramasou, Lo que el Viento se llevó” etc.
    Se cocinaba con querosene que se vendian en los grifos y bodegas.
    los alimentos eran a granel todos se pesaban y se vendian envueltos en papel, no habia enbolsados.
    Mi mamá nos enseño a leer a todos sus hijos (08), las madres mantenian en casa a los niños y solo cuando tenían de 6 a 7 años lo mandaban a la escuela,
    La tierra era muy especial, para todo para lavar las vasijas se usaba tierra, en ves de lavavajilla de ahora, yo llegue a lavar con tierra algunas veces, (tengo 66 años), mi mama me contaba todo, . La ropa se lavaba pegandole con palo dobla vuelta pega enguaja dobla vuelta pega con palo, muchas veces , voltea y voltea y enjuaga, se usaba unas pepitas con cascara, guindas (hay no recuerdo de que), que soltaban mucha lavasa como detergente.
    Las familias almorzaban todas juntas, los papas llegan del trabaj al medio dia a almorzar, la hora del almuerzo era sagrada todos a la meza a rezar , bendecir los alimentos, y luego habia siempre sopa y segundo. Mi mamá limpiaba su cutis, abriendo los poros con el vapor de la tetera, hay que tener cuidado de que no este muy caliente, luego se limpiaba, enguagaba y se aplicaba leche en el rostro, dejando lo secar para retirarlo con agua bien fria.